Universidad recolectó más de dos toneladas de “chatarra electrónica”

Universidad recolectó más de dos toneladas de “chatarra electrónica”

El material de descarte fue enviado a Buenos Aires para su tratamiento y posterior disposición final.

El Centro de Gestión Ambiental y Ecología de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), junto a la Facultad de Ingeniería de dicha casa de estudios, realizaron el cuarto envío de residuos informáticos en el marco de su proyecto “Eco Compus”.

Los restos de aparatos eléctricos y electrónicos pertenecían a distintas dependencias de la UNNE y fueron enviados a una planta de gestión sustentable ubicada en el Parque Industrial Tecnológico de Quilmes.

En total, se recolectaron 2.090 kilogramos de monitores, CPU, impresoras, switches y teclados.

El Programa de Gestión de Residuos Informáticos de la UNNE, se realiza desde 2015 con la necesidad de contar con un protocolo de tratamiento sobre aquello que es calificado como residuo informático, ya que muchos de los componentes son catalogados como peligrosos para la salud y el ambiente.

La gestión de los aparatos informáticos incluye su reacondicionamiento y posterior donación a centros educativos e instituciones que no cuenten con los recursos para poder adquirir estas herramientas tecnológicas.

Aquellos equipos que no puedan ser recuperados, son clasificados y almacenados, para luego ser trasladados a centros de disposición final en Córdoba y Buenos Aires.

Estudiantes de todas las facultades e institutos de la UNNE trabajan como voluntarios del programa, a partir de una convocatoria que se encuentra abierta todo el año. Complementariamente, se despliegan campañas para promover la reducción de la generación de residuos en la comunidad universitaria, evitando que estos equipos se conviertan en basura y se mezclen con los desechos domésticos.

Coment� la nota