Turistas llevan dos días en el Aeropuerto

El vuelo a República Dominicana sigue sin reprogramarse. Al cierre de esta edición, Anac negociaba con Andes para que regularice su situación y pueda operar.
Esperando respuestas. Así se encontraban los pasajeros de Andes, ayer por la tarde, en el aeropuerto Ambrosio Taravella (Martín Santander/La Voz).

Esperando respuestas. Así se encontraban los pasajeros de Andes, ayer por la tarde, en el aeropuerto Ambrosio Taravella (Martín Santander/La Voz).

La reprogramación del Airbus 300, que debía salir de Córdoba el jueves 19 a la madrugada y que lleva dos días de demora, seguía sin novedades anoche, al cierre de esta edición.

Ayer, durante la espera, el panorama en el Aeropuerto Córdoba era desolador: 165 turistas argentinos que no pudieron viajar a Samaná, República Dominicana, seguían esperando respuestas concretas de la empresa aérea que los llevaría a destino.

El servicio, que había sido contratado por cinco operadores mayoristas de viajes (TN, Eurovips, Juliá Tours, Freeways y All Seasons) a la aerolínea nacional Andes fue prohibido por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) por no contar con la autorización correspondiente. Por la misma situación, también permanecían varados los pasajeros en varias ciudades del Caribe que esperaban el vuelo de regreso a Córdoba.

Sin funcionamiento. Hasta ahora, Andes venía operando mediante la empresa española Vueling, pero desde hace 30 días el Gobierno prohibió esta práctica.

Ayer, la línea aérea esbozó pocas explicaciones. “Lo único que sabemos es que el vuelo está cancelado y la empresa está tratando de resolver el problema”, dijo una de las empleadas.

“La empresa les devolverá el dinero a los pasajeros”, añadió la representante de Andes ante las quejas de los turistas. Además, señaló que cuando el vuelo finalmente salga, “la fecha de regreso será la programada inicialmente”, con lo cual se perderán al menos dos días de vacaciones.

Por su parte, el vocero de Anac, Juan Pablo Biondi, señaló a última hora de la tarde 
de ayer que finalmente la española Vueling no operará el vuelo, sino que lo hará la propia Andes.

En tanto, el vuelo AN 610 con destino a Isla Margarita, que ayer partió desde Córdoba, se encontraba anoche demorado en Jujuy.

Tristes y enojados. Al mediodía, mientras se quejaban en Andes Líneas Aéreas por la tercera cancelación de su vuelo, algunos pasajeros sufrieron un ataque de nervios y hasta golpearon el mostrador de la empresa. Policía Aeroportuaria se hizo presente en el lugar, pero el episodio no pasó a mayores.

Otros pasajeros lloraban mientras escuchaban a la empleada de la empresa cancelar nuevamente su vuelo. “Hace dos días que nos tienen así, ¿Cuánto más nos van a mentir”?, decía una turista de Córdoba mientras tomaba las valijas para regresar a su casa, a esperar.

“¿Por qué no contratan otro avión y nos llevan? La empresa no quiere tener pérdidas, pero las estamos pagando nosotros, que nos quedamos sin vacaciones”, decía.

Según los turistas, Andes sabía desde hace un mes que no podía volar ese avión. “Sé de pasajeros que viajaron hace 15 días con la empresa al mismo destino, salieron con un día de demora y estuvieron varados otro día más. El servicio funcionó siempre con problemas”, se quejó María Rosa Baudino.

Soluciones de emergencia. Algunos turistas ya desistieron del viaje y la agencia de turismo contratada les devolverá el dinero. En otros casos, se reemplazó el paquete.

María Rosa Baudino, que viaja con Coovaeco, por ejemplo, prefirió cambiar Samaná por Natal, Brasil, y no seguir esperando que se solucione el problema. “Salimos esta noche, vamos ocho días y al regreso la empresa se comprometió a devolver la diferencia”, dijo.

Por qué Andes no puede volar

Prohibido operar. La Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) emitió un comunicado en el que informa que Andes Líneas Aéreas “no puede realizar los vuelos chárter programados” por no cumplir con “las normas y procedimientos del Reglamento de Aeronavegabilidad” de Argentina. Según Anac, Andes “ha comercializado pasajes aéreos y paquetes turísticos sin contar con la debida autorización previa para operar”.

Negociación fracasada. Extraoficialmente, operadoras indicaron a La Voz del Interior que la negociación entre Anac y la española Vueling –que viajaría en nombre de Andes– fracasó a últimas horas de la tarde. No obstante, aparentemente el servicio aún no se canceló y hasta última hora “se estuvieron apurando los trámites de autorización para que Andes opere el vuelo”, señaló la fuente.

Coment� la nota