Tres nuevas plantas de tratamiento cloacal

Tres nuevas plantas de tratamiento cloacal

Agua Potable se hará cargo de las plantas Maimará Tilcara, Purmamaca y Volcán- Tumbaya.

El Ministerio de Infraestructura de la Provincia entregó a la empresa Agua Potable de Jujuy tres nuevas plantas de tratamientos de líquidos cloacales, las que tienen un costo mensual de $1.500.000 pesos en mantenimiento y funcionamiento operativo.

Dichas plantas, que fueron gestionadas y realizadas por dicho Ministerio con financiamiento del Gobierno Nacional y el Banco de Desarrollo para América Latina, significaron una inversión de 770 millones de pesos y beneficiarán a los residentes de Maimará, Tilcara, Purmamarca, Volcán, Tumbaya y también a toda la zona.

Respecto de preservar el medio ambiente, estas nuevas infraestructuras sanitarias están proyectadas a 20 años y podrán abastecer a más de 25 mil usuarios.

De esta manera se concreta una política de Estado encomendada por el gobernador GERARDO MORALES para que más jujeños mejoren su calidad de vida y al mismo tiempo potenciar la industria del turismo en Jujuy.

El presidente de Agua Potable, Víctor Galarza, dijo que los "barros activados son muy eficientes en el abatimiento de la materia orgánica y con el agregado de una etapa de desinfección se consiguen efluentes de muy buena calidad microbiológica; esto se logra mediante la generación de una proceso biológico que trasforma la materia orgánica del liquido cloacal en una biomasa de bacterias aeróbicas sedimentables, es decir, separables por simple acción de la gravedad".

Explicó que "la transformación de la materia orgánica se realiza en un reactor denominado cámara de aireación, en el cual se incorpora aire para mantener las condiciones de desarrollo de las bacterias. Esta acción demanda un tiempo de residencia de 5 a 10 horas", destacó más adelante.

Por otra parte, el funcionario agregó que "la biomasa generada se separa en un sedimentador donde se la concentra y se la retorna a la cámara de aireación, de tal forma que la biomasa cumpla un ciclo de 8 a 10 días".

"Una vez cumplido este ciclo, la biomasa se saca del proceso y se envía a otro reactor denominado digestor aeróbico, donde es mineraliza hasta formar un residuo estable en un periodo de 20 días, luego pasa al proceso de deshidratación para posteriormente transportarla a su disposición final. Todo esto se realiza en un flujo continuo y permanente los 365 días al año", apuntó Galarza.

Asimismo, el funcionario mencionó que "estos procesos de saneamiento dependen del suministro de energía eléctrica continuo y en caso de que el mismo se vea interrumpido cada planta cuenta con dos grupos electrógenos que se encienden automáticamente si detectan un corte de energía".

En ese marco, destacó que los recursos tecnológicos dispuestos son de última generación así como los sistemas de control y monitoreo, además de que todas las plantas cuentan con un laboratorio de alta tecnología operado por técnicos especializados que garantizan la calidad del sistema sanitario.

Respuesta a la comunidad

"Estas tres nuevas plantas depuradoras vienen a cumplir una prolongada demanda social de los habitantes de esta hermosa zona turística y también a conservar la calidad del agua natural del río Grande en toda su extensión. Estos sistemas de depuración aplicados se realizaron con una tecnología que se conoce como barros activados que permite depurar los efluentes cloacales en instalaciones que ocupan una mínima extensión de terreno y a disminuir los efectos visuales sobre el paisaje considerando que la Quebrada de Humahuaca es Patrimonio de la Humanidad".

.

Coment� la nota