Por tercera vez en una semana, detectan fisuras en el Acueducto Norte de Absa

Por tercera vez en una semana, detectan fisuras en el Acueducto Norte de Absa

Iba a quedar habilitado a principios de mes, pero siguen apareciendo averías. Esta vez fue en 13 y 485 de Villa Castells.

El Acueducto Norte, la flamante obra que comunica a la planta potabilizadora de Punta Lara con el norte platense para abastecer de agua potable a miles de usuarios, volvió, ayer, a ser noticia por tercera vez en una semana. Y lo fue por el mismo motivo que en las dos anteriores ocasiones: detectaron una nueva fisura en la localidad de Villa Castells, que alarmó a los vecinos y debió ser reparada por personal de la empresa Absa.

Esta vez, según denunciaron los usuarios, la nueva avería se produjo a la altura de calle 13 y 485.

A su vez, mediante un comunicado, se quejaron del retraso de la inauguración y relataron que “a diario y durante toda la semana, cuadrillas y cuadrillas de Absa no dan a basto a destapar para descubrir los caños y no llegan a reparar un tramo, que revienta otro”.

El nucleamiento vecinal que salió a denunciar los reiterados inconvenientes indicó que en los últimos días hubo fisuras en 498 y 8, y en 489 entre 12 y 13, que fueron reconocidas por Absa y solucionadas en el mismo día por sus operarios.

En el texto que difundieron en las últimas horas expresaron que en las tareas se desperdician “miles y miles de litros mientras a los vecinos de la zona les sale un hilo de agua en sus canillas o nada, en estos días de verano”.

Finalmente, consideraron que “más de 50.000 vecinos de Gonnet y Villa Castells ven vulnerados derechos elementales como lo son el Derecho a la Salud y a la Vida por no contar en pleno siglo XXI con algo tan básico e indispensable para poder vivir como es el agua potable”.

Consultados por la aparición de estas averías en el acueducto que se construyó para dar solución definitiva a la salinización del agua que sale de las canillas en Gonnet y Villa Castells, voceros de la firma explicaron que se dan en el marco de las tareas de prueba del acueducto. En esta etapa es “en la que se llena la cañería que hasta ahora estuvo vacía y se va midiendo la presión”. Agregaron que ya fue reparada.

Según habían explicado, durante esos ensayos fue que se abrieron las fisuras en diferentes tramos del conducto.

Si bien al plantear la necesidad de aumentar la tarifa del agua Absa anunció que la obra quedaría habilitada el primer fin de semana del año, la inauguración se viene postergando al ritmo de las averías que van surgiendo a lo largo de la traza.

Se calcula que son unos 30.000 los vecinos los que están esperando que se ponga en marcha el acueducto para poder contar con agua potable en sus hogares. Hasta ahora la provisión es a través de un sistema de entrega de bidones, que los vecinos deben retirar en la delegación comunal.

Cuando se anunció el proyecto se estimó que contemplaría una inversión final superior a los 70 millones de pesos, ya que implicó colocar más de 11 mil metros de cañerías.

La progresiva salinización del agua de red provista por Absa tuvo a mal traer durante años a decenas de miles de vecinos de esa amplia zona del norte platense.

La presión de los frentistas, que acudieron a la Justicia platense, llevó a la empresa concesionaria del servicio a encarar la construcción del acueducto para resolver “definitivamente” el problema.

Coment� la nota