Solidaridad con el Padre Marcelo Maciel y la comunidad parroquial de Sagrada Familia de Ushuaia

Miguel Angel D’Annibale expresó su rechazo y repudio ante hechos tan dolorosos como las que sufrió el Padre Marcelo nos invitan a reflexionar y a desterrar de nuestra sociedad todo tipo de violencia.

Comunicado de Prensa

Solidaridad con el Padre Marcelo Maciel y la comunidad parroquial de Sagrada Familia de Ushuaia

Ante los hechos sucedidos el pasado domingo 11 de mayo después de la misa de la tarde en la Parroquia Sagrada Familia de Ushuaia cuando el Padre Marcelo Maciel, Administrador Parroquial de la misma, fue golpeado en la cara, mientras intentaba disuadir para que cesaran las amenazas de golpes que provenían de un joven y otros que lo acompañaban hacia un hombre que había participado de la celebración; como Obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, repudio y rechazo esta conducta que pone de manifiesto lo que el Episcopado Argentino acaba de decir en el documento "Felices los que trabajan por la paz" emitido al finalizar la 107° Asamblea Plenaria: “La Argentina está enferma de violencia”. Hechos tan dolorosos como las que sufrió el Padre Marcelo nos invitan a reflexionar y a desterrar de nuestra sociedad todo tipo de violencia y elegir una vez más el camino del diálogo y el encuentro entre los argentinos. Agradezco en nombre de la Iglesia Diocesana todas las muestras de afecto y cercanía para con el Padre Marcelo y la comunidad de Sagrada Familia de Ushuaia y pido oraciones por los jóvenes que tuvieron esta actitud equivocada para que de aquí en adelante cambien su proceder, a fin de poder convivir como hermanos en estas hermosas tierras patagónicas.

Miguel Angel D’Annibale

Obispo de Río Gallegos

Provincias de Santa Cruz

y Tierra del Fuego

Coment� la nota