Señalan que no ha sido pronunciada la baja en el sector de la construcción

El presidente de la delegación Formosa de la Cámara Argentina de la Construcción, Rubén Darío Di Martino, señalo que no ha sido pronunciada la baja de las actividades en el sector de la construcción en esta provincia ya que la continuidad en la ejecución de las obras publicas y las que se terminan de licitar o las que se contemplan en el presupuesto para 2015 revelan que hay que aguardar con expectación positiva el año que viene.

Recordo que en la actualidad están en plena ejecución 1.278 viviendas en el barrio la Nueva Formosa que ha alcanzado un porcentaje del 80% en su evolución a las que se suman las que se construyen para las comunidades originarias y las que fueron licitadas recientemente en el Instituto Provincial de la Vivienda donde su administrador, el contador Daniel Malich , fue testigo de una maratónica jornada de 27 aperturas de ofertas para edificar otras 1.071 casas y de otra anterior que involucraba a 500, también para esta capital.

“No hay que olvidar que hay decenas de escuelas en plena construcción y otras ya licitadas y en proceso de adjudicación asi como una serie de rutas en proceso de pavimentación , todo lo cual significa que hay empresas y obreros trabajando y con ellos los que se benefician de manera indirecta como ser los ladrilleros, los carpinteros, los comerciantes, las familias que se organizan para proveerles de comida a los trabajadores o los corralones con materiales”, indico.

Di Martino destaco, además, esta respuesta al llamado del gobernador Insfran para garantizar el agregado de valor con mano de obra formoseña que fue la firma del convenio marco del que participo junto al ministro de Planificación, Jorge Jofre y el titular del IPV con los representantes de los pequeños y medianos carpinteros integrados en cooperativas y consorcios a los que están ligadas más de 200 familias, sobre todo de esta ciudad, Pirane y Palo Santo, entre otras localidades.

Cito que ,por el acuerdo, el IPV se compromete a realizar las gestiones necesarias para asegurar la utilización de las aberturas y mobiliarios de los distintos oferentes que se vayan incorporando a este convenio marco vigilando la calidad del material ofrecido y gestionando ante la Cámara Argentina de la Construcción las formas para concretar la operatoria con la distintas empresas.

En ese sentido, el titular de la CAC local adelantó que la entidad se compromete a presentar ante las autoridades del IPV y de la Unidad General de Control del ministerio de Planificación el listado de los proveedores de aberturas y muebles que se vayan incorporando progresivamente a los distintos programas de obras del mencionado Instituto, para lo cual se deberá consignar nombre de la empresa contratista, proveedor utilizado y cantidad adquirida.

Di Martino destacó la importancia de estos acuerdos porque ordenan y articulan las responsabilidades de los los sectores involucrados en la construcción de las viviendas que son entregadas por la provincia a las familias formoseñas, señalando que en este caso se trata de medidas adoptadas para las primeras 500 unidades correspondientes al barrio La Nueva Formosa.

“El compromiso de los madereros por garantizar la calidad de los equipos que provean al estado con la intervención de un ingeniero forestal que se encargara de monitorear cada tramo de las actividades y la obligatoriedad de que la producción ingrese indefectiblemente en las plantas de secado es una evidencia de que se ha interpretado el mensaje gubernamental de modo tal que los destinatarios finales de estos aportes, que son los propietarios de las nuevas viviendas , se sientan conformes con los trabajos que, de presentar anomalías, serán corregidos por los carpinteros que ofrecen un año de garantía para todos ellos”, expuso.

Coment� la nota