Salvador coincidió con Aguer y cuestionó la ley que establece que fueron 30 mil desaparecidos

Salvador coincidió con Aguer y cuestionó la ley que establece que fueron 30 mil desaparecidos

El vicegobernador bonaerense aseguró que “establecer una verdad con una ley no corresponde", en sintonía con las polémicas declaraciones del arzobispo platense Héctor Aguer, que ayer calificó como "un número mágico" a la cifra de 30 mil desaparecidos.

El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador coincidió con las polémicas declaraciones que realizó ayer el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, durante el tedeum por el 25 de mayo.

Aguer cuestionó la promulgación de una ley en la Provincia que establece que los desaparecidos fueron 30 mil y que el carácter de la última dictadura fue cívico-militar. Además, el arzobispo platense cuestionó a los legisladores por limitar el alcance del beneficio del 2x1 para los genocidas condenados por delitos de lesa humanidad.

La legislación que criticó Aguer tras calificar de “número mágico” la cifra de 30 mil desaparecidos de la última dictadura, establece que en los documentos oficiales se debe citar esa cifra y reafirma que hubo participación civil en el proceso, fue promulgada en la Provincia por iniciativa del diputado del Frente para la Victoria, Darío Díaz Pérez.

“Establecer una verdad con una ley no corresponde y es algo que no comparto bajo ningún punto de vista”, afirmó el radical de Cambiemos, en coincidencia con el sector más conservador de la Iglesia católica, representado en la figura del arzobispo platense.

Aunque Salvador reconoció la existencia de un plan “sistemático y siniestro de secuestro, de tortura, de muerte y de desaparición”, el funcionario aseguró que “de ninguna manera lo hice ni voy a participar de un debate por el número de desaparecidos”.

“De todas maneras, sea un numero u otro imponerlo por una ley me parece que no es el camino”, señaló en declaraciones a Radio Cooperativa.

Pese a su desacuerdo con la reciente ley impulsada por el FPV, Salvador expresó que “no tenía sentido tener un enfrentamiento con la decisión casi unánime de la Legislatura”, aunque deslizó la posibilidad de que la misma pueda ser modificada: “A través de la misma vía se podría cambiar el criterio”, expresó.

Pero el vicegobernador de María Eugenia Vidal no es el primer integrante de Cambiemos que relativiza el alcance del genocidio perpetrado durante la última dictadura.

A un mes de la asunción del gobierno de Cambiemos, el ex ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, había afirmado que “no hubo 30 mil desaparecidos" y calificado a ese número como “una mentira que se construyó en una mesa para obtener subsidios por parte de los familiares de las víctimas”.

Más tarde, en la misma línea, el ex jefe de la Aduana Juan José Gómez Centurión había negado la existencia de un plan sistemático de exterminio de personas y, tras alimentar la teoría de los dos demonios, afirmó públicamente: "No es lo mismo ocho mil verdades que 22 mil mentiras".

Coment� la nota