Recrudece la polémica por los cartoneros

Recrudece la polémica por los cartoneros

 Desde la agrupación El Grito negaron ser militantes políticos y acusaron duramente al municipio.

Luego de que el secretario de Promoción Social municipal, Roberto Ércoli, manifestara a "La Nueva." que “hay grupos kirchneristas nucleados en la agrupación El Grito que incentivan la protesta de cartoneros”, desde esa ONG negaron tener vínculos con partidos políticos y calificaron al funcionario de ser un improvisado.

“El Grito es un movimiento independiente que reivindica y apoya la lucha cartonera. No recibimos ni un peso de ningún movimiento político. No nos subsidia nadie y no somos partidarios de ninguna fuerza”, señaló la agrupación a través de un comunicado.

"Cada uno de los integrantes tiene una ideología partidaria y cualquier persona que quiera unirse al movimiento es bienvenida sin importar si, fuera de este espacio, son militantes K, L, M, N, O, P o Q, siempre que esa ideología, no esté por encima de la lucha ni se pretenda hacer campaña con la lamentable situación en la que el municipio dejó a más de 200 familias con tantas excusas que ya ni se sabe qué fin tiene el decreto".

La agrupación acusó a Ércoli de tener una “incoherencia discursiva” y aseguró que en lo que va del mes, “ya cambió de parecer tantas veces que está claro que no sabe dónde está parado ni para donde disparar”.

“Es un improvisado de principio a fin, y producto de esa improvisación es que necesita echar culpas para justificar la deficiencia de gestión del municipio. Primero dijeron que eran los proteccionistas los que presionaban, después le dijeron agitadores a los miembros de Giravida (Acción Católica), y ahora nosotros somos los punteros que no permiten que el municipio extorsione a los recolectores”.

Por último señalaron que probablemente mañana acusarán a los concejales que votaron a favor de los recolectores en el Concejo Deliberante o a quienes firmaron las planillas a favor del programa de reciclado.

“De cualquier manera, si la mitad del empeño que pone el ineficiente Estado municipal en intentar separar organizaciones y trabajadores, la invirtiera en implementar políticas que incluyan y reconozcan la recolección informal, con toda seguridad, otra sería la historia”, concluyeron.

Coment� la nota