El Río Reconquista, el segundo cauce más contaminado de la Argentina

El Río Reconquista, el segundo cauce más contaminado de la Argentina

Baña 18 municipios bonaerenses. Más de cinco millones de personas viven en condiciones precarias sobre sus márgenes y más de 12 mil industrias lo usan como cloaca o como basural. Sanear el Reconquista sigue siendo uno de los grandes desafíos ambientales de la Argentina

Un spot producido y difundido en la televisión argentina poco tiempo antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 logró el impacto esperado: visibilizar el enorme proceso de contaminación que afecta al río Reconquista.

Tras años de entrenar entre la basura que cubre la Pista Nacional de Remo, los paleros y remeros olímpicos decidieron alzar la voz y denunciar una situación que hace difícil no solo la vida deportiva sino también la salud de millones de argentinos que viven allí.

 El río Reconquista es el segundo cauce de agua más contaminado de la Argentina, además de uno de los más contaminados del planetaEl periodista Sergio Federovisky navegó las aguas contaminadas del río Reconquista

Aquella recordada campaña se llamó Limpiemos el Reconquista y participaron en ella estrellas de otras disciplinas que mostraban lo dificultoso que es practicar un deporte entre bolsas, botellas y otros residuos. Aquellos spots lograron, sin dudas, generar conciencia sobre la situación que atraviesa un río que recorre 18 distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires arrastrando bolsas de plástico, botellas, muebles y hasta electrodomésticos.

Después del Riachuelo, el río Reconquista es el segundo cauce de agua más contaminado de la Argentina, además de uno de los más contaminados del planeta. En su amplio recorrido va recogiendo y transportando la mugre que le dispensan tanto los efluentes cloacales e industriales locales como los residuos de millones de personas que lo usan como basural.

Las orillas del Reconquista están atestadas de plásticos y basura

Sus aguas están atestadas de metales pesados y microorganismos patógenos, que provienen de las descargas del alcantarillado, mataderos, curtiembres y otras industrias que se ubican en su cuenca y que vuelcan en él sus desechos sin tratamiento previo. Esta situación resulta evidente a simple vista y es perceptible por el desagradable olor que se siente a cientos de metros del río.

Para enfrentar este problema la provincia de Buenos Aires cuenta con el Comité de Cuenca del Río Reconquista (COMIREC) que hoy está en manos de Juan Pablo Piccardo, un funcionario que hace más de una década tuvo a su cargo la cartera de Ambiente y Espacio Público de la ciudad de Buenos Aires cuando el actual presidente de los argentinos era jefe de gobierno porteño. Piccardo afirma que respecto de este problema hay que mirar la película completa: "Esto es claramente una consecuencia de muchos años de generación de pobreza y de la ausencia del Estado, que no ha podido o no ha sabido gestionar esta situación", sostiene.

La cuenca del Reconoquista es una de las principales contaminantes del Río de La Plata

Las cuencas del Matanza-Riachuelo y del Reconquista son hoy los principales aportantes de contaminantes a las aguas del Río de la Plata. Esto produce no solo una enorme mortandad de peces sino también el riesgo permanente de que sus poblaciones aledañas sean víctimas de enfermedades contagiosas como hepatitis, problemas gastrointestinales o infecciones oculares.

 Sus aguas están atestadas de metales pesados y microorganismos patógenos, que provienen de las descargas del alcantarillado, mataderos, curtiembres y otras industrias que se ubican en su cuenca y que vuelcan en él sus desechos sin tratamiento previoSe detectaron a 36 frigoríficos que vuelcan sus desechos en este río

Son muchas las organizaciones no gubernamentales que vienen trabajando históricamente junto al COMIREC por la limpieza de la cuenca. Algunas, aunque admiten que se están haciendo obras, remarcan que falta mucho para lograr un plan efectivo de saneamiento.

Piccardo reconoce esa carencia pero menciona que se está trabajando en el buen camino. Asevera que se han encontrado 36 frigoríficos en la cuenca y que se está llevando a cabo un plan de trabajo en esa dirección: "Estamos con un programa de control de cada uno de ellos para entender claramente la situación. Porque aunque muchas veces puede haber irresponsabilidad empresaria es cierto también que otras veces el Estado no ha controlado suficientemente ni ha estado cerca de la industria para colaborar y resolver en conjunto el problema", asegura.

Vista panorámica del río Reconquista, cuya cuenca abarca 18 partidos del Área Metropolitana de Buenos Aires y de zonas rurales cercanas Hay más de 12 mil industrias que siguen usando al río Reconquista como cloaca y como basural

Han pasado más de dos años de la campaña Limpiemos el Reconquista. Han pasado muchas décadas desde que se anunciaron complejos y formidables programas de saneamiento. Pero el problema sigue allí. Todavía hay cinco millones de personas que viven en condiciones precarias sobre sus márgenes. Más de 12 mil industrias lo siguen usando como cloaca y como basural. Por eso cuando desemboca en el Río de la Plata se convierte en el mayor aporte contaminante para la costa de la ciudad de Buenos Aires.

Aunque las promesas y los spots puedan resultar inspiradores, nada ocurrirá si los empresarios y el Estado no enfrentan en serio el problema del Reconquista.

Coment� la nota