Puerto: Breitenstein llamó a alcanzar un pacto ecológico

El intendente dijo que no quiere polemizar con ninguno de los sectores involucrados en el conflicto. "La gente no puede estar en la incertidumbre sobre si hay o no contaminación. Tenemos que saber si existe, de dónde proviene y cómo evitarla", sostuvo.
"En el conflicto del puerto tenemos responsabilidades las autoridades del puerto, los funcionarios públicos, las empresas y los pescadores", dijo ayer el intendente Cristian Breitenstein.

El jefe comunal se refirió a la crisis en las actividades portuarias iniciada hace dos semanas debido a una protesta de los pescadores artesanales, que reclaman por la disminución de los recursos ictícolas en el estuario local, hecho que atribuyen a las contaminación industrial.

Breitenstein sostuvo que prefiere no entrar en "polémicas innecesarias" sobre la actuación de los diferentes actores en una problemática que, en términos generales, lleva casi un año, y aseguró que trabaja para destrabarla.

"Lo que ocurre es que no siempre se han dado las respuestas que los pescadores esperaban", apuntó.

Según las empresas, la escasez de captura se debe a años de pesca indiscriminada y a la falta de control del gobierno provincial sobre las compañías que funcionan bajo su órbita, por ejemplo ABSA, que arroja líquidos sin procesar a la ría.

El intendente señaló que se comunicó con funcionarios del ministerio bonaerenses de Asuntos Agrarios buscando establecer "un proceso de reconversión" de la flota de los pescadores, quienes piden ese beneficio para poder adentrarse más hacia el mar y tener mejor acceso a sus recursos.

"Tenemos que ir hacia un pacto ecológico, porque el medio ambiente es una cuestión de todos y me parece que tenemos que juntarnos para enfatizar los estudios sobre el grado de contaminación de las aguas", dijo también Breitenstein.

Anunció, además, que pedirá la participación de veedores internacionales para tener un panorama más completo de la realidad.

"La gente no puede estar en la incertidumbre o la desinformación sobre si hay o no contaminación. Tenemos que saber si existe, de dónde proviene y cómo evitarla", explicó.

Aseguró que no pone en duda la palabra de los pescadores acerca de un crecimiento en la contaminación, pero tampoco deja de atender a otras instituciones que aseguran que la misma ha disminuido.

"La base es tener una información adecuada y comunicar si hay un daño ecológico", agregó.

Por último, reconoció que el puerto está trabajando de forma parcial y que el perjuicio económico del sector industrial (se habla de una pérdida diaria cercana al millón de dólares) será una situación que se resolverá, si corresponde, en el ámbito judicial.

El Consejo de Pesca procurará mediar en el conflicto

El Consejo Bahiense de Pesca procurará mediar en el conflicto de los pescadores artesanales de Ingeniero White, que mantiene paralizado el puerto local desde hace dos semanas, al tiempo que procurará brindarle herramientas al Consorcio de Gestión para que gestione soluciones ante la Provincia y la Nación.

Así lo afirmó el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Ciccola (FPV-PJ), quien promovió el encuentro con los ediles, al que también asistieron Jorge Otharán, titular del Consorcio de Gestión del Puerto; Walter Veppo, de la Cámara Portuaria; Luis Pérez, del Sindicato de Dragado y Balizamiento, y José Capurso y José Vitale, del frigorífico Roucomar.

Tras el encuentro llevado a cabo en el recinto del CD, Ciccola manifestó que se está trabajando en la conformación de un fideicomiso para propiciar la reconversión de la flota pesquera, hecho que les permitiría a los pescadores realizar capturas fuera de la ría.

En cuanto a la transparencia en la distribución o la administración de esta ayuda, el edil oficialista consideró que el mecanismo de financiamiento ya establece controles suficientes y que no es necesario crear una comisión de seguimiento.

Destacó, asimismo, que se ampliará la mesa de trabajo convocando a otros actores que no pudieron estar presentes porque la ordenanza no los contenía.

También comentó que se acordó seguir gestionando varios puntos, como solicitar un estudio exhaustivo de la ría, conformar el fideicomiso para la reconversión de las lanchas y barcos pesqueros y resolver la situación de los trabajadores pesqueros en edad de jubilarse, que no cuentan con los aportes adecuados.

Acotó que durante la mañana participó de una reunión en la delegación municipal de Ingeniero White, de la que participaron Eduardo Difilippi y Pedro Santos, de la Cámara de Pescadores.

En ese encuentro, Ciccola dijo que les planteó su preocupación y la del CD, no sólo por la situación de corte, sino por la de los ocho mil trabajadores que dependen del puerto de Bahía Blanca, "que ven una Navidad cada vez más sufrida y a los que hay que darles una solución".

Estudio de la ría

El concejal de Integración Ciudadana, Raúl Woscoff, consideró el Consejo Bahiense de Pesca es un instrumento idóneo para abordar estos temas y que el análisis sobre la degradación de la ría no puede ser marginado de ninguna discusión.

"En la reunión que los concejales electos mantuvimos con el intendente (ver aparte) hablamos de la necesidad de contar con validaciones internacionales para los análisis que se realicen sobre la ría.

"Este es un factor que no hay que dejar de considerar. Luego hay que avanzar en los otros tres puntos del conflicto, que son la ayuda social inminente, la posibilidad de un subsidio y, eventualmente, la reconversión de la flota, si es que está dentro de las posibilidades", señaló.

Coment� la nota