Profesionales, en pie de guerra por un polémico decreto del Gobierno

Desde varios sectores denunciaron un "intento de cercenar" las funciones que puede realizar cada profesión.

Arquitectos, ingenieros, médicos y psicólogos, entre otros sectores, alertaron sobre una polémica resolución del Ministerio de Educación que fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial. Se trata de una medida que determina los alcances de títulos profesionales de 37 carreras a nivel nacional, y que, según denuncian, es parte de un “achicamiento”.

“Esto es un avasallamiento tremendo contra la profesión. Hay una decisión política de achicamiento de las profesiones liberales, favorecer los posgrados universitarios y bajar los alcances de los títulos de la carrera de grado”, aseguró a El Destape el arquitecto Dario Macaño, tesorero del Colegio de Arquitectos de Buenos Aires.

De acuerdo a Macaño, la medida, que afecta de igual manera a ingenieros civiles y técnicos, “pegó debajo de la línea de flotación”, y está relacionada a “desarrolladores inmobiliarios, los emprendimientos ‘llave en mano’ y bajar costos de honorarios”. La tendencia, vaticinó, “tiene que ver con desregularizar los honorarios, como en la época de Cavallo” y, ante esto, llevarán adelante acciones contra el Ministerio.

En cuanto al sector de salud, el secretario general de CICOP, Fernando Corsiglia, manifestó a El Destapeque “en muchos casos está afectando la propia capacidad de desarrollar la actividad profesional” y significa “cercenar determinadas actividades que son las habituales en el equipo de salud”, aunque “no está claro para qué fin”, expresó.

Respecto a la práctica de los psicólogos, las 11 actividades reservadas que fueron eliminadas en la resolución “son las de aspecto comunitario y social”, con lo cual “parece que se promueve la asistencia individual y se intenta dejar de lado la tarea colectiva”. Además, se elimina la posibilidad de dirigir instituciones, según aseguraron a este medio fuentes de un hospital bonaerense.

La resolución 1254/2018, que se publicó el 15 de mayo en el Boletín Oficial, realiza delimitaciones en las “actividades profesionales reservadas exclusivamente al título” de todas las ramas de la ingeniería, la bioquímica, farmacéutica, veterinaria, medicina, geología, odontología, sistemas, psicología, química y biología.

De acuerdo a lo descripto en la medida, esta “revisión” corresponde a “una formulación más ajustada de las actividades profesionales reservadas exclusivamente a los títulos, utilizando un criterio más restrictivo” y “para llevar adelante la tarea de revisión integral de dichas actividades”.

Desde el Gobierno nacional justificaron la medida y dijeron que "no se trata de restringir posibilidades profesionales, sino todo lo contrario: sumamos nuevos perfiles. Ampliamos el universo, y ahora también pueden llevarlas adelante profesionales de otras titulaciones afines, siempre y cuando su formación sea la específica y necesaria para estas".

En el documento semanal "Qué estamos diciendo", que resumen los argumentos del Gobierno ante los temas de actualidad, destacaron que "les damos a las universidades mayor autonomía para que determinen los alcances de los títulos. Así los perfiles académicos se adaptan mejor al mundo del trabajo. Se extienden las oportunidades y, lejos de intentar limitar el campo de acción de los profesionales, se amplía la cantidad de titulados que pueden realizar distintas actividades".

Comentá la nota