Los precandidatos a Jefe Comunal y algunas estrategias que pueden estar equivocadas

En Colón vaya paradoja que se darán en las PASO, los dos principales candidatos deberán rever sus estrategias para proyectarse con éxito a las generales que nos dará al hombre que conducirá en los próximos cuatro años los destinos del municipio.

 

Según los primeros muestreos, el oficialismo "casista" y la primera minoría el "portillismo" tendrán que cambiar sus lineamientos electorales si quieren seguir en el gobierno unos y cambiar la historia otros. En este sentido, Ricardo Casi tendrá que llevar adelante algunas fuertes movidas para ser el "cambio" que reclama en la actualidad la sociedad en el orden municipal. Uno de sus principales estigmas, es el GUM, (Guardia Urbana Municipal) sin una estrategia cierta (entre otras cosas) y donde los vecinos por su acotado servicio, deben "pagar" obligatoriamente cuatro millones de pesos al año para mantener "telefonistas de lujo" como es la frase que se extendió por la ciudad. Un dato no menor para que se determine el sufragio. 

Por otro lado, el "portillismo" deja a su principal candidato en una situación demasiado expuestas en algunas actitudes. Si el hombre elegido para que los represente como posible Jefe Comunal rehúye el debate en el Concejo Deliberante al no asumir su banca por "temor" a los ataques de sus opositores ¿Qué pasará cuando se siente en el sillón de Eduardo Morgan y deba lidiar con una fuerte oposición?. Un mensaje que el grueso de la sociedad no pasa por alto.

El tercer dilema a descifrar será Gerardo Soria como precandidato a concejal. En un Concejo Deliberante con falta de "chispa" y "pimienta" que pasará con un hombre que puede mover las más profundas convicciones de muchos votantes. Todo un dilema que comienza a visualizarse porque existe dispersión de votos en el orden municipal en por lo menos seis candidatos, ubicados en una fila de a dos en la cantidad de sufragios.

Coment� la nota