La Policía de la Ciudad asciende a efectivos irregularmente y viola la ley de Seguridad Pública

La Policía de la Ciudad asciende a efectivos irregularmente y viola la ley de Seguridad Pública

Una serie de comisarios, en su mayoría hombres, pasarían a ocupar cargos superiores en la fuerza de seguridad de CABA. Sin embargo, los efectivos no son idóneos para ser ascendidos, porque no cuentan con los títulos requeridos para ello según la ley Nro. 5688, que rige el Sistema Integral de Seguridad Pública. 

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires está realizando ascensos en los distintos escalafones y grados, los cuales fueron publicados en el Boletín Oficial del 30 de diciembre pasado para poder visualizar su currículum y antecedentes, a fin de determinar si son idóneos para ocupar el puesto en cuestión. En este sentido, se observa que los antecedentes de varios de los propuestos no son compatibles con el cargo que van a ocupar. 

En su mayoría, las personas seleccionadas para ser ascendidas no poseen título de grado, documento que según el artículo 132 de la ley Nro. 5688 es requisito imprescindible para lograr los puestos de los mandos superiores y los cargos de dirección. Distinto es el caso para los oficiales de supervisión y los operativos, que necesitan haber alcanzado el nivel terciario y secundario, respectivamente. 

Uno de los casos en cuestión es el de César Enrique Menardi, comisario Mayor en ascenso a comisario General.  Su título es “martillero, corredor público y tasador”, es decir, no posee un título de grado, sino que tiene un título terciario insuficiente para la jerarquía que se intenta alcanzar.

Otro ejemplo es el de Pablo Luis Kisch, comisario Inspector en ascenso a comisario Mayor que no posee título, sino que tiene hecho un “curso intensivo de inteligencia estratégica”. El mismo curso declaran haber hecho Daniel Orlando Atilio Bonnefous, comisario Inspector en ascenso a comisario Mayor; Héctor Gerardo Valdivia, comisario Inspector en ascenso a comisario Mayor; y Alejandro Nicolás Germino, comisario Mayor en ascenso a comisario General.

Por otro lado, no declararon poseer título sino haber hecho el curso de inteligencia los agentes Ernesto Fabián Quiroga, Pablo Alejandro Santano, Alejandro José Mesiano, Carlos Ángel Pereira, Gloria Nora García Blanco, Pedro Manuel Carnero y Fabián Alejandro Lencina. 

Finalmente, tampoco podría ser ascendido José Jesús Ascona, quien pasaría de comisario Mayor a comisario General, porque solo declara haber hecho un curso de “gestión estratégica conjunta de la seguridad”.

CONTRARIO A LA LEY

Como se mencionó más arriba, estos ascensos violan la ley Nro. 5688 pero no solo en el artículo 132, sino también en el siguiente punto: “Artículo 135.- La ocupación de los cargos orgánicos de la Policía de la Ciudad es resuelta de acuerdo con el mérito y los antecedentes de los candidatos y siguiendo los mecanismos de selección que se implementen a través de la reglamentación, los cuales deben regirse por los siguientes criterios: La formación y capacitación profesional. El desempeño de la carrera profesional. Los antecedentes funcionales y disciplinarios”.

La situación en curso estarían violando los derechos de los subalternos, desprestigiando a la institución y mermando la seguridad de los ciudadanos colocando personal no idóneo en la función, que habría alcanzado el ascenso no por su capacidad, sino por mantener buenos vínculos con el jefe de la fuerza. 

Coment� la nota