Podrían desalojar a la familia que ocupó un terreno que le entregó el municipio

Podrían desalojar a la familia que ocupó un terreno que le entregó el municipio

La causa por el desalojo está para resolver en el Juzgado Civil 6. El matrimonio perdería su fuente laboral ya que en el lugar funciona el taller donde realizan trabajos de chapa y pintura.

Margarita Klas y Luis Nieva podrían ser desalojados del terreno que ocuparon en el año 2007 en la calle Zelarrayán 137 por sugerencia de la Municipalidad de Toay. El Juzgado Civil 6 va a resolver el juicio por desalojo que le iniciaron los herederos de Luis Ferro y Obiol de Ferro, propietarios del inmueble. El matrimonio perderá su fuente laboral ya que en ese lugar levantaron un galpón donde Nieva realiza trabajos de chapa y pintura.

El conflicto involucra a la Municipalidad de Toay porque en el año 2007 el exintendente Alfredo Schanton les dio una nota al matrimonio Klas-Nieva para que inscriban el inmueble en la Dirección de Catastro. Cuando en el año 2012 aparecieron los herederos de ese terreno, el municipio se desentendió del tema y les dijo que los desocupen sin aportarles ninguna opción. Por esto, el matrimonio le inició un juicio por daños y perjuicios al municipio.

“En el juicio promovido por De Fonteynes contra Klas la causa está para dictar sentencia este año. Perderían su fuente de trabajo porque los papeles de la Dirección de Catastro el Gobierno de La Pampa le había dado el doble destino de taller y vivienda. Es un taller de chapa y pintura y es el sustento de la familia”, explicó la abogada de la familia Otilia Pérez Fuentes.

“Perdería su fuente de trabajo porque el Gobierno y la Municipalidad de Toay no dan respuestas”, afirmó. 

Historia

Luis Nieva contó que a principios del año 2007 decidió buscar un terreno para montar un galpón, para realizar trabajos de chapista y soldaduras. Inició gestiones con la gente de Obras Públicas de la Municipalidad para conseguir un lugar donde instalarse.

En marzo de 2007, la gestión del exintendente y actual diputado provincial, Alfredo Schanton, les entregó un terreno ubicado en la calle Zelarrayán 137, del barrio San Martín. “Nos autorizó el intendente de ese momento. Nos dieron un papel para presentar en Catastro de la Provincia”, indicó.

Schanton le entregó una nota de fecha 26 de marzo de 2007, dirigida al director de Catastro, donde pide autorización para que la señora Margarita Klas se inscriba como poseedora de ese terreno.

El 11 de abril de 2007, el director de Catastro autoriza a tomar posesión del terreno.

“La Municipalidad nos pidió que paguemos cinco años para atrás de impuestos municipales, pagamos y el impuesto inmobiliario comenzó a venir a nombre mío”, dijo Margarita Klas. La familia cerró el terreno con tejido y construyó el galpón para realizar trabajos de soldaduras y reparaciones.

En la calle Zelarrayán al 100, la Municipalidad entregó en las mismas condiciones otros tres terrenos a vecinos de Toay.

En el año 2012, Nelson de Fonteynes, hijo de María Cristina Ferro, herederos de Luis Ferro y Obiol de Ferro, le inició un juicio para desalojarlos.

“Cuando comenzó el juicio fuimos a hablar con el intendente Rojas para que nos dé una solución pero nos dijo que alquilemos otro inmueble. Fuimos a pedir ayuda. Le pedimos que compre el terreno y se lo íbamos pagando pero tampoco. Incluso me sacaron el trabajo que hacía para la Municipalidad. No nos escuchó nunca”, se quejó.

“Le solicitamos un terreno en el parque industrial y se negaron también”, dijo. 

Nieva comentó que “se intentó hacer un acuerdo con los herederos pero querían el dinero del terreno al contado”. Ahora, dijo que el terreno está tasado en unos 180.000 pesos.

Comentá la nota