A pocas cuadras del Centro, un edificio abandonado se convirtió en un basural

A pocas cuadras del Centro, un edificio abandonado se convirtió en un basural

Se trata de una obra que está paralizada hace más de 10 años tras una estafa. Desde hace casi cinco años viven familias en los primeros pisos sin terminar. Vecinos se quejan.

Una obra en construcción inconclusa, a solo 12 cuadras de la plaza San Martín en la ciudad de Córdoba, se convirtió en un gran basural y en un temor para los vecinos de barrio Observatorio.

En la esquina de Montevideo y Artigas se levanta un edificio sin terminar de siete pisos, el que desde hace meses está cercado con grandes chapones.

A pesar de ello, desde agosto pasado los vecinos reclaman a la Policía porque el lugar se convirtió en un sitio tomado por familias en los primeros niveles de la edificación, y en un basural en la planta baja. Justamente, sobre este sitio apuntaron los frentistas, ya que contaron a La Voz que hay montañas de residuos secos y húmedos que sirven de escondite para los delincuentes.

Los vecinos consultados evitaron dar sus nombres por los frecuentes robos que se suceden en la zona. “Rompen los vidrios de los autos, ingresan por los patios desde este lugar, por lo que tenemos miedo”, contó una mujer que vive a metros de este edificio abandonado.

En agosto de 2019, un grupo de vecinos afectados presentó una nota en la Policía en la que hizo saber: “Venimos padeciendo arrebatos, roturas de cristales de autos estacionados en la cuadra a plena luz del día y a toda hora, ingresos a las viviendas para robar bicicletas y herramientas, y corridas por los techos”.

También en esa oportunidad resaltaron que a pocos metros –en la calle Paso de los Andes y el pasaje Groppo– la zona es patrimonio arquitectónico de la ciudad de Córdoba por sus casas obreras, por lo que solicitaron que esta cuestión sea tenida en cuenta.

Otra mujer de la zona contó que se hicieron pedidos a Higiene Urbana de la Municipalidad de Córdoba, el último hace 10 días, y que se les informó que hay un pedido para que intervenga la Justicia con una orden de allanamiento para ingresar al lugar.

“No sabemos quién vive o cómo, sí vemos cosas colgadas en los pisos más alto, pero lo que observamos es esta basura que es un foco que esperamos y pedimos a las autoridades que se pueda mejorar porque esto hace a la convivencia y seguridad del lugar”, comentó esta vecina, que también evitó dar su nombre por temor a los robos.

Debido a esta situación, los frentistas relataron que evitan caminar por la zona y que tratan de llegar a sus hogares en compañía para evitar ser sorprendidos por un malviviente.

Con antigüedad. Está abandonado desde hace más de tres años.

Planteo en Higiene Urbana

La Voz consultó a la Municipalidad de Córdoba sobre si tenía información respecto de esta situación y el pedido de los vecinos, aunque no hubo una respuesta.

Este diario publicó en febrero de 2016 que en esta misma esquina, ya en estado de obra abandonada se había originado un incendio también generado en el mismo basural.

En esa oportunidad, intervino Policía y Bomberos, los que debieron a asistir a las familias que ocupaban esta edificación.

En noviembre de 2019, se conoció que la construcción sería subastada y que la obra había sido abandonada tras una estafa en el proceso de edificación. Ya en marzo de 2016, se había informado de los motivos de la paralización de la obra.

“Una familia fue detenida en su casa del barrio Cerro de las Rosas acusada de estafar a al menos 100 personas con una constructora trucha que les prometía departamentos que jamás se construyeron”, se describió.

En ese momento, el fiscal Mariano Antuña, a cargo de la investigación, precisó que el monto de la estafa rondaba los 90 millones de pesos, pero que calculaba que esa cifra se cuadruplicaría dado que las estafas podrían ser unas 400. También se conoció, en ese momento, que desde 2008 se comenzaron a vender los departamentos en pozos, con un costo cada uno de 40 mil dólares.

La constructora, que tuvo diferentes nombres en todos estos años (el más conocido, según el fiscal, fue Derante S.A.), prometía construir ocho edificios en distintos puntos de Córdoba, entre ellos en Nueva Córdoba, Observatorio y General Paz. Los nombres de los futuros edificios iban a ser Toulouse I, II, III, IV, V y VI, Valtodano y Nord Riviere.

De torre de lujo a baldío tomado

En 2008, hubo unos 100 compradores del lugar.

Hace 12 años se conocieron las primeras noticias de una obra en construcción judicializada, después de que 100 compradores dijeron que fueron estafados en la adquisición de departamentos en la esquina de Montevideo y Artigas. En esa oportunidad, se supo que habían adquiridos unidades en pozo desde 40 mil dólares. En noviembre de 2019, se ordenó la subasta de esta edificación que lleva años con “ocupas”.

Comentá la nota