Pese a la rescisión del contrato, continúan con el cobro de peaje en el Paraje “Larena”

Más allá de la cancelación con la empresa Corredor Americano S.A. por incumplir con los pliegos para la construcción de la autovía Pilar - Pergamino, las cabinas siguen con las barreras bajas para que los automovilistas paguen las tarifas.
No obstante se informó ayer por la tarde que el Gobierno nacional estaría resarciendo con 150 millones de pesos a la Unión Transitoria de Empresa Caminos de América S.A. y Helport S.A.

DE LA REDACCION. Pese a la rescisión del contrato por parte del Gobierno con la empresa Corredor Americano S.A. para la construcción de la autovía Pilar – Pergamino, las cabinas de peaje ubicadas en Paraje “Larena” continúan habilitadas, algo que generó nuevos inconvenientes con los vecinos de este sector del corredor vial de la ruta Nº 8.

En el lugar

Según pudo saber el Diario, todas las tarifas se siguen respetando como estaban hasta la cancelación del convenio con la compañía que debía encargarse de construir el camino, una moderna carretera de 180 kilómetros que iba a permitir importantes avances en esta zona de la provincia de Buenos Aires. “Recibimos con sorpresa el informe de personas que el fin de semana viajaron a Capital Federal y se encontraron con el peaje trabajando con normalidad”, manifestó en la tarde de ayer el ex titular del Concejo Deliberante, Fernando Escobar. “Una vez más les recomendamos a los automovilistas que no paguen, que este peaje es ilegal y el Defensor del Pueblo de la Nación también remarcó esto, las tarifas no pueden abonarse más aun cuando el contrato fue terminado”, agregó Escobar, uno de los ex ediles que encabezó oficialmente todos los reclamos en aquellos entes nacionales que controlan las concesiones viales y que defienden a los usuarios.

La polémica

Informes digitales de diferentes medios de comunicación de alcance nacional, ayer por la tarde comunicaron que “la decisión del Gobierno de rescindir la obra de la autopista Pilar-Pergamino con el pago de un resarcimiento al grupo Eurnekian cosechó fuertes cuestionamientos de los especialistas viales y los legisladores de la oposición”, se dice en los portales. “La polémica se disparó tras la publicación del decreto Nº 891 por el cual el Estado le dio de baja a la concesión que tenía el consorcio para construir y operar la nueva autopista bonaerense. El contrato establecía que a cambio de terminar la autopista en un plazo de 6 años, la sociedad -controlada por el grupo Eurnekian-se iba a quedar con el cobro de los peajes hasta el 2031”, comunicó, entre otros, Clarín.

“A diferencia de la dureza que mostró con otros concesionarios y contratistas estatales, en este caso el Gobierno alcanzó un ‘mutuo acuerdo’ con la empresa para anular la concesión e instrumentar el pago de una indemnización por las obras parciales del primer tramo de la autopista”, algo que el Defensor del Pueblo Adjunto, doctor Juan Jesús Minguez, había adelantado en la edición dominical de LA OPINION. “Según indicaron fuentes de Vialidad Nacional, el resarcimiento que se llevaría la ex concesionaria rondaría los 150 millones de pesos”, informaron medios nacionales.

Informe nacional

“Para el titular de la comisión de Obras Públicas de la cámara de Diputados, Christian Gribaudo, ‘estamos ante un tema poco claro que el Gobierno deberá explicar en el Congreso’. El legislador anticipó que citarán a las autoridades de Obras Públicas y de Vialidad para que brinden un informe sobre el tema”. En tanto, el diputado de la Coalición Cívica, Juan Carlos Morán, que el viernes estuvo en Pergamino junto a Elisa Carrió, advirtió que “todo indicaría que estamos ante un nuevo caso de corrupción”. A su vez añadió que “primero se prometió una gran obra para la gente; después vino la adjudicación a un empresario amigo del Gobierno; y ahora, ante el incumplimiento de la empresa, se decide salvarla y encima pagarle por algo que ya había cobrado con los ingresos por peajes”, sostuvo Morán en nuestra ciudad minutos después de terminado el acto en la Sociedad Rural.

Asimismo la edición digital de Clarín publica una entrevista con el ex titular del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), Carlos Hidalgo, quien afirmó que “resulta muy llamativo que entre los argumentos del decreto se consigne el impacto de la crisis económica global porque siempre el Gobierno ha dicho que gracias a su accionar el país no se vio afectado por ese evento”. Tras indicar que “sería bueno saber por qué los funcionarios no ejecutaron la garantía contractual que obligatoriamente debía tener la empresa”, Hidalgo destacó que “la caída de esta concesión no hace más que mostrar el fracaso de los proyectos de iniciativas privadas que el Gobierno nacional aprobó en el sector vial”.

Lejos de ser una excepción, la salida que diseñó el Ministerio de Planificación para el proyecto Pilar- Pergamino se volvería a utilizar con otros dos contratos viales que arrastran varios incumplimientos y demoras. “Se trata de las concesiones de la autopista Luján-Carlos Casares, a cargo de la empresa Homaq, y de la ampliación de la ruta nacional 36 que también quedó en manos del grupo Eurnekian”, se destacó ayer. Según los plazos que manejan los técnicos de Vialidad, “la rescisiones de esos contratos se aprobarían en los próximos 60 días con la misma figura de ‘mutuo acuerdo’ entre las partes”, indicó el medio nacional en su portal de Internet.

Coment� la nota