A pesar de los aumentos de precios, Municipios siguen cobrando un adicional sobre el litro de combustibles

A pesar de los aumentos de precios, Municipios siguen cobrando un adicional sobre el litro de combustibles

Especialistas alertan que la tasa vial incrementa aún más el valor de las naftas, pero no alcanza para construir un kilómetro de pavimento. Vecinos de los municipios afectados recuerdan que su derogación fue una promesa de campaña.

La necesidad de fondos para financiar actividades, incitó a algunos municipios de la Provincia de Buenos Aires impulsar el cobro un gravamen extra sobre el litro de combustible que debían aplicar las Estaciones de Servicio de cada zona.

Ante el cambio de Gobierno, muchos municipios desestimaron la medida, pero sin embargo, el impuesto aún se aplica en Tres de Febrero, Vicente López o Pilar, con lo que, al elevado precio de las naftas, se le suma un adicional promedio de 40 centavos más por litro.

Al respecto, el Arquitecto Jorge Bader, especialista en planeamiento Urbano y crítico de este tipo de acciones, envió un análisis pormenorizado a la redacción de surtidores.com.ar, en el cual demuestra que la recaudación de la Tasa Vial no alcanza ni siquiera para pavimentar diez cuadras de tierra, pero al vecino lo afecta en mucho dinero, como así también al estacionero que debe convertirse en recaudador de un tributo sin recibir ganancia alguna.

“En enero de 2017 publiqué un artículo en vuestro portal, sobre la cuestionada tasa vial, que se promocionaba como la panacea descubierta para la solución de la inversión en pavimentación urbana y los políticos que festejaban que con esto se iban a pavimentar los barrios enteros”, recordó Bader, quien asesoró en el tema a los ediles opositores de Tres de Febrero.

“Esta tasa fuertemente cuestionada en su momento se aprobó en nuestro Concejo deliberante gracias al voto doble de la Presidencia del Cuerpo deliberativo, es decir que en aquel momento tenía ya una mesa de opiniones muy divididas, mientras calculábamos que la recaudación global no iba a satisfacer seriamente los costos de la pavimentación que tan alegremente se pregonaban”, explicó.

Estimó que a la luz de los hechos y según las cifras del municipio, la recaudación total en 18 meses, por ese concepto fue de 11 millones de pesos, “monto algo menor a mi estimación al momento de su implementación”, espetó.

De esta forma, el entrevistado agregó que, con esa recaudación esperada en función de los costos de una cuadra de pavimento según lo publicado por la Cámara de empresas proveedoras de asfalto, “no alcanza ni para 11 cuadras de pavimento”, reclamó.

Informó que hoy la tasa vial ha sido derogada en el Concejo Deliberante, y citó una frase pronunciada por el Concejal Colella respecto de esta compleja situación financiera, “si lo sufre el Estado, más aún lo sufren los vecinos“.

Pero alertó que “contrariando toda lógica, el intendente Abella decidió vetar la ordenanza derogatoria de este tributo” y consideró que “lo más grave de la actitud, no es que haya ejercido el derecho que le otorga su investidura, sino que para justificarlo, haya movilizado a vecinos del barrio al cual le prometió el futuro pavimento, si consideramos que las obras de los barrios en cuestión, Malvinas y Federal, tiene un presupuesto licitado de 20 millones, y la tasa recauda anualmente poco más de la mitad de ese monto”.

Destacó que el Intendente, reconoce que la máxima recaudación se genera por lo que tributan las Estaciones de Servicio ubicadas en la ruta con lo cual el tributo aparece casi como “un peaje encubierto para quienes crucen por Campana”, opinó.

Coment� la nota