Parque Camet, el verde paisaje de la desidia

Uno de los espacios públicos más cercanos y más concurrido históricamente de la ciudad de Mar del Plata se encuentra en total estado de abandono: sin seguridad, sin limpieza, con sectores destruidos y planes que nunca fueron concretados.

¿Quién no ha asistido al Parque Camet? ¿Quién no ha pasado el día del estudiante en ese verde icónico de la ciudad? ¿Quién no recuerda los gratos momentos en uno de los espacios públicos más concurridos de la ciudad? Cuánta nostalgia. Ahora bien, ¿quién ha vuelto en el último tiempo? La inseguridad, el estado de abandono, el vandalismo y las promesas de mejoras nunca concretadas fueron alejando a muchos marplatenses. Aquel espacio verde ya no es lo que era.

Definamos nostalgia: sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado. Cuando se recorre el Parque Camet y se recuerdan los momentos vividos, el tiempo transcurrido en ese lugar; uno ya no es lo que era. Eso es nostalgia. El paso del tiempo, el abandono y la decadencia del lugar, no es nostalgia, es desidia.

Uniones vecinalistas, la Sociedad de Fomento y hasta la Asociación de Amigos del Parque Camet han intentado sostenerlo con tareas ad honorem, impulsando gestiones municipales para su cuidado y mantenimiento. No alcanza, ese gran pulmón de la ciudad ya no es lo que era, ni que lo que se proyectó durante varias décadas.

El Parque Camet, es un lugar simbólico, ubicado a 7 kilómetros hacia el norte por la Avenida Félix U. Camet, siendo uno de los paisajes destacados en el ingreso a la ciudad por la Ruta 11. Está cruzando apenas el Arroyo la Tapera y constituye uno de los espacios verdes más importantes de la ciudad, con sus 136 hectáreas y una arboleda que ocupa algo de 40 hectáreas del mismo.

El Marplatense se comunicó con quien estuvo muy involucrado en la Asociación de Amigos del Parque Camet y hasta fue administrador ad honorem, Eduardo Zanoli, quien fue categórico al confiar que “ya no estoy más y, como me comentaron el desastre en lo que se ha convertido, no voy para no hacerme mala sangre. Se había hecho un esfuerzo muy grande”.  Y detalló: “se hizo un baño con lockers y duchas en su momento y nunca fue habilitado; los dos tranvías que recorren el parque están parados porque nunca más los volvieron a poner en funcionamiento y hasta taparon el canal para el recorrido de los cisnes mecánicos, que logramos que vuelvan a estar; y de la confitería no quedó nada. Se perdió todo”.

Todas esas tareas, que no se desarrollaron ni cumplimentaron, habían sido por iniciativa de la Comisión de Amigos del Parque Camet, integrada por importantes empresarios de la ciudad como Orfei, Cabrales, El Fortín, Balagna, Centro Sider. “Todos ellos colaboraron para poner en funcionamiento el parque”, contó Zanoli. Y agregó, haciendo referencia de los espacios verdes y públicos de la ciudad que “me dijeron que la Laguna de los Padres también está en condiciones lamentables”.

Toda esta cuestión, el locutor marplatense se la atribuye al “abandono por la parte política del Emder y el mismísimo intendente. Con él hablé dos o tres veces y no dio respuestas efectivas, como así tampoco el Emvial, respecto al tranvía”.

Casualmente, un vecino del Parque Camet es el periodista local Carlos Suárez, quien fue Jefe de Prensa de aquella Comisión de Amigos y también le confió a este medio que el Parque Camet “es un desastre”. Y asimismo puntualizó: “está el Comando de Patrullas Zona Norte, donde están tirados los coches de la policía, hay 8 vehículos rotos; el Parque está totalmente abandonado, en un estado calamitoso; pasando por el Arroyo La Tapera, los pastos tienen dos metros de altura”. Y agregó: “no se cuida nada, ni hay personal para hacerlo. Históricamente fue así. Fijate que sábados y domingos, que es cuando más gente asiste, el guardaparques tiene franco”.

Al estar cerca y pasar casi todos los días, Suárez focalizó en que “va muchísima gente, pero no tanto como en otras épocas. Las personas que viven en departamentos necesitan un espacio al aire libre para hacerse un asadito, pero las parrillas que hicieron en zona norte con ladrillos a la vista, están destrozadas, quedan ruinas de eso. Y así está todo”.

Además, Suárez aseveró que “se han robado todo lamentablemente. Incluso los troncos que bordeaban el parque, casi ninguno queda”. Y en cuanto a la seguridad dentro del Parque Camet, recordó que “cuando estaba Juan Carlos Derosa como Subsecretario de Deportes de la municipalidad durante la gestión del intendente Roig, se hizo un convenio con la Policía de Caballería en el que se le otorgaron unas tierras en la punta del parque a cambio de que cuidaran la vigilancia, cosa que tampoco se hizo”.

Por último, Carlos Suárez cerró lamentándose: “tendría que ser un brillo de Mar del Plata”. Es que así se vende al turismo este Parque. Paginas de internet lo grafican como lo que debería ser: "el Parque Camet, además del espacio verde que invita a realizar actividades de recreación, las principales atracciones son el Museo de las ComunicacionesEl Paseo de Los Cisnes, La Casa de Maderael Tranvía, los fogones, juegos infantiles, actividades ecuestres de todo tipo, deportes, actividades recreativas y culturales". Así se "vende", así debería estar. La realidad es otra, claramente.

Coment� la nota