Padres y alumnos de la ESB N° 14 piden la conformación de la Secundaria completa

Fueron recibidos el miércoles por los concejales. En el recinto leyeron los argumentos de un proyecto presentado en la Dirección General de Escuelas para que se abran los cursos de Cuarto, Quinto y Sexto.

Un grupo de padres autoconvocados de la ESB Nº 14 presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de conformación de la escuela secundaria completa para que los alumnos que hoy cursan Primero, Segundo y Tercer año tengan continuidad y culminen sus estudios en el mismo establecimiento educativo.

La ESB Nº14 funciona en el antiguo edificio de la ex Escuela Comercial, hoy Media Nº7, que tiene su acceso sobre la calle Hipólito Irigoyen. La matrícula es de 600 alumnos repartidos en dos turnos. Por eso, solicitan la apertura de los cursos Cuarto, Quinto y Sexto.

“Queremos que nuestros hijos sigan estudiando en esta escuela y tengan otra orientación diferente a la comercial. Por eso pedimos que no se unifiquen las dos instituciones”, relató Sandra, una de las mamás que el miércoles se presentó ante los concejales y fue portavoz de los padres y alumnos convocados en el recinto.

Según contó, el grupo de papás viene trabajando en el proyecto desde mediados de este año. En ese tiempo fueron recibidos por autoridades de la Dirección General de Escuelas en La Plata, mantuvieron reuniones constantes con autoridades municipales y, asimismo, fueron escuchados por los distintos bloques del HCD.

“Esto es para que se enteren en Luján lo que estamos gestionando desde antes de mediado de año, porque circulan versiones y cartas sobre la unificación de ambas escuelas y en defensa de la Comercial. Y nosotros sólo pedimos que se abran los cursos de la secundaria superior que son Cuarto, Quinto y Sexto año”.

El proyecto fue recibido por cinco concejales que atendieron el reclamo de los padres a fin de comprender la situación y participar como parte de esa comunidad educativa. “La realidad es que hay una instancia jurídica que se está llevando adelante con la Dirección General de Escuelas, y hay una comunidad que está llevando adelante una pelea y no están solos”, señaló César Siror, dirigiéndose a los padres presentes.

Además del edil del FPV, acompañaron el encuentro Silvio Martini, Adriana Rosso, Hilda Colombo, Santiago Sarobe y Daniel Silva.

El proyecto remarca el pedido de que la ESB Nº 14 incorpore para 2014 un Cuarto año de secundaria superior y, paulatinamente, vaya abriendo el resto de los cursos. Para evitar gastos en materia edilicia, proponen reducir a la mitad el número actual de cursos que componen la matrícula de la escuela y disponerla a los tres años restantes, para culminar la Secundaria.

“De las 8 secciones de Primer año en 2013, se cerrarían cuatro y se abrirían cuatro secciones de Cuarto año en 2014, así sucesivamente”, explicó Sandra.

Con la propuesta, además, intentan ampliar la oferta educativa. Con nuevas orientaciones como Lengua Extranjera, Arte y Música. “Las políticas educativas actuales reconocen el arte como una expresión de los jóvenes. Nuestros egresados podrían insertarse en el Conservatorio de Música de Mercedes o en la Escuela de Arte”, definió la mamá y consideró que “Luján posee un listado oficial de profesores de música para dictar esa orientación, y hay un aula en la escuela que está disponible para adecuarse a tal fin”.

Según contó el concejal Silva, el motivo por el cual no se aprobaría la conformación de la secundaria completa en la ESB 14 respondería, entre otras cuestiones, a lo sucedido durante las batucadas estudiantiles. “Entre los argumentos para el no es “cómo vas a permitir dos batucadas tan cerca”. Me arriesgaría a futuro que la batucada de estos chicos va a ser un ejemplo”.

Cambios

Una de las madres presentes leyó los cambios que la Escuela ha ganado desde 2012, cuando Miguel López y Mónica Aime se hicieron cargo del establecimiento.

“Hasta mediados del año pasado, la Escuela sufrió todos los desordenes: había en la calle bandas de chicos que no eran de la escuela que molestaban a los alumnos la salida de la escuela, provocaban peleas e incomodaban al vecindario. Dentro de la Escuela los chicos no podían ir a los baños solos, tenían miedo de estar solos en los patios. Las instalaciones eran un desastare, no había calefacción, la escuela estaba sucia, sin pintar. Al establecimiento entraban y salían alumnos sin control, los profesores faltaban, no había clases, los baños no funcionaban”, enumeró.

A partir de los nuevos directivos, se pintaron las aulas, se colocó una bandera al frente, se controló el ingreso y egreso de personas a la escuela, se compraron 90 sillas, 15 mesas y un calefactor y se arregló una pérdida de gas de hace 3 años.

“La comunidad necesita que esto que a ustedes les pasa se contagie, que sean agentes que puedan contagiar el entusiasmo en otros colegios y así empezar a no preocuparnos por batucadas y en el corto plazo veamos un cambio en los jóvenes”, cerró Daniel Silva.

Coment� la nota