Novedades tecnológicas para tratamientos oncológicos

Novedades tecnológicas para tratamientos oncológicos

La compañía DeLeC Científica presentó innovaciones en desarrollos de robótica y equipos compactos, destinados a tratar a aquellas personas que tienen cáncer.

En Argentina cada año mueren alrededor de 62.000 personas a causa del cáncer. Los pacientes oncológicos se someten a cirugías, radioterapia y quimioterapia; tratamientos que en muchos casos provocan efectos secundarios y causan un debilitamiento en la persona. Sin embargo, la incorporación de nuevos equipos médicos favorece las posibilidades de sobreponerse a las enfermedades oncológicas.

Ahora bien, ¿cómo aprovechar las nuevas tecnologías evitando los efectos secundarios que suelen causar? La radioterapia es una técnica que consiste en destruir células malignas con rayos, es una “cirugía sin bisturí” que consigue llegar a lugares del cuerpo difíciles de acceder. El desafío es evitar irradiar tejido sano. La firma Accuray puso a la vanguardia esta técnica con desarrollos tecnológicos que permiten realizar tratamientos oncológicos de alta precisión para reducir los efectos no deseados.

El TomoTherapy es un equipo de radioterapia que, a diferencia de los sistemas convencionales, logra una precisión submilimétrica. Integra un tomógrafo y un acelerador lineal compacto que gira en forma de espiral, 360 grados alrededor del paciente, para entregar un tratamiento de forma inteligente, guiado por imágenes, ajustando la radiación a la forma del tumor. Esto posibilita escalar la dosis de radiación y minimizar la toxicidad sobre los órganos próximos al tumor, lo que hace que la tomoterapia sea uno de los referentes de calidad en la lucha contra el cáncer.

Las sesiones de radioterapia suelen ser menos traumáticas que los sistemas convencionales, ya que no requieren intervención quirúrgica, son indoloras y rápidas. El sistema de barrido del TomoTherapy trabaja sobre un campo de 135 cm, esto quiere decir que puede tratar múltiples lesiones en una sola sesión, de 12 a 15 minutos, aún en los casos complejos, por ejemplo donde se presentan tumores próximos a órganos vitales. Por eso, los radioterapistas y neurocirujanos recomiendan al TomoTherapy para el tratamiento de niños.

Descentralización y avances en las provincias

En la actualidad se cree que la mejor tecnología oncológica del país está en las clínicas más caras de Buenos Aires y no es así. Un caso actual se da en Sunchales, Santa Fe. El Centro Oncológico Sunchales de Atilra, inaugurado el pasado 2 de marzo, es el primer centro del país en contar con un TomoTherapy. De esta forma, se suma a una red con más de 500 equipos TomoTherapy instalados en el mundo.

La firma que acercó el TomoTherapy a Atilra es DeLeC Científica, una empresa de Villa Crespo que ya tiene trayectoria en el asesoramiento y la provisión de equipos médicos a los sistemas de salud provinciales.

Según indicaron las autoridades de DeLeC, otras provincias como Corrientes, prevén incorporar este tipo de equipos para mejorar sus sistemas de salud. En Bolivia, el Servicio Departamental de Salud (SEDES) de La Paz, también acaba de sumar un Radixact, la nueva versión del TomoTherapy.

Robots y equipos compactos

DeLeC Científica se dedica a la innovación tecnológica aplicada a la medicina. Viene apostando a la selección e incorporación de equipamiento robotizado a su línea de productos. En 2008 instaló el primer robot da Vinci, que permite operar a distancia, en el Hospital Italiano. Para los tratamientos oncológicos, tomó la representación en la región del CyberKnife, el robot para radiocirugía de Accuray.

CyberKnife es un equipo de radiocirugía no invasiva, indolora y no quirúrgica para tratar tumores en todo el cuerpo. Se utiliza especialmente para tumores inoperables o quirúrgicamente complejos. Permite que los haces de radiación puedan llegar al tumor desde más de 1200 posiciones diferentes. Así, concentra la radiación sobre el objetivo y mejora la experiencia del usuario y del paciente.

Equipo CiberKnife, de la firma estadounidense Accuray, para radiocirugía robótica.

Cuando se habla de rayos, los hospitales empiezan a pensar en búnkers, paredes de dos metros de espesor, espacios herméticos. Otro de los equipos que representa DeLeC es el LIAC, el primer acelerador lineal compacto, móvil y autoblindado. 

Se trata de un equipo de radioterapia intraoperatoria con electrones (IOERT) que permite hacer irradiaciones controladas para mejorar la efectividad de las cirugías, sin necesidad de un búnker. Además, LIAC es muy útil en tratamientos oncológicos porque administra de forma directa radiación con electrones a tumores residuales o al lecho tumoral durante la cirugía, para la resección del cáncer. 

Equipo LIAC, de la firma italiana Sordina IORT Technologies - SIT.

El primer equipo se instaló en el instituto Oncológico Europeo en el año 2003 y ha sido utilizado en más de 20 tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, estómago, cabeza y cuello, renal, pulmonar, tejidos blandos, colorectal, vejiga, pancreático y diferentes tipos en pacientes pediátricos.

Estos equipos que permiten mejorar la efectividad y la ejecución de los tratamientos, utilizados en instituciones comprometidas con el acceso a una salud de calidad, son una esperanza para pacientes con cáncer y un bien común para la población.

Coment� la nota