En un mes el municipio recolectó 65 mil kilos de basura en tres barrios del suroeste de la ciudad

En un mes el municipio recolectó 65 mil kilos de basura en tres barrios del suroeste de la ciudad

Desde la vecinal Solidaridad y Progreso San Lorenzo confirmaron que la cifra corresponde a los residuos recolectados en treinta días en barrio San Lorenzo, Arenales y Chalet. Piden más responsabilidad de parte de los vecinos.

Desde la vecinal Solidaridad y Progreso San Lorenzo asumieron el compromiso de erradicar los micro y macro basurales que se instalan no sólo en las calles de su barrio sino de aquellos que se instalan en los límites con Arenales y Chalet.

En diálogo con Aire de Santa Fe, Gisela Galeano, presidenta de la vecinal destacó el trabajo mancomunado que la entidad que encabeza viene realizando en conjunto con la gestión del intendente Emilio Jatón para cumplir con el objetivo.

En la actualidad el servicio se presta de forma regular y cada 48 horas los camiones de las firmas recolectoras recorren las calles de barrio San Lorenzo, Arenales y Chalet. La continuidad permitió recolectar en un mes casi 65 mil kilos de basura. 

"San Lorenzo es un barrio con mucha cantidad de basura, donde el vecino es despreocupado con falta de educación que saca fuera de horario la basura, si la tira en la esquina y afecta al vecino, etc. Nos encontramos con que obviamente antes de que finalice el gobierno de Corral, este barrio estaba tapado de basura y con esta gestión empezamos a trabajar a profundidad como primer punto", destacó Galeano.

Al respecto la referente vecinal no dudó en calificar el servicio de recolección de basura como "bueno" y destacó que si bien este se presta adecuadamente aún resta cubrir una zona de grandes dimensiones como barrio Arenales. "Barrio Arenales hace má de 8 años no tiene recolección demanda que se hizo reiteradamente y que se seguirá haciendo porque un barrio de 24 manzanas no puede quedar sin recolección de residuos. Por lo que el vecino acerca los residuos a zonas en donde pasa el camión y como este no lo levanta, queda días en ese lugar", relató Galeano.

Desde la entidad seguirán trabajando para que los vecinos tomen conciencia del daño que hace arrojando su basura en la vía pública. "Es una cuestión cultural, una necesidad que el vecino tome conciencia del daño que causa no solo a la imagen barrial, sino también en aspectos vinculados con la salubridad", sostuvo la presidenta de la vecinal.

Coment� la nota