Por el CIC, Ana María dice que hay materiales a retirar

Por el CIC, Ana María dice que hay materiales a retirar

La exintendenta indicó que los insumos que no aparecen están en poder de los proveedores.

La exintendenta de Rivadavia, Ana María López, salió ayer a desligar a su gestión de cualquier manejo sospechoso en el uso de fondos para la construcción de un Centro Integrador Comunitario (CIC). De los poco más de 550 mil pesos que se desembolsaron para la obra que apenas está iniciada, uno de los puntos que más llamó la atención de la actual administración es que se compraron materiales por 460 mil pesos que no aparecen en ningún lugar del municipio. La ex jefa comunal aseguró que hay insumos a retirar de los proveedores, que “no hay nada raro” y que está tranquila porque “todo fue rendido”.

La comisión investigadora que creó el intendente Fabián Martín no pasó por alto ese dato y hoy se reunirá para revisar el expediente, verificar la cantidad de proveedores que vendieron materiales para el CIC y tratar de determinar qué insumos entregó cada uno. El equipo que sigue de cerca evaluará con abogados si lo más conveniente es ir a visitar a los comerciantes o citarlos para que acerquen la documentación a la comuna.

El caso salió ayer a la luz y Martín habló de hechos “llamativos”, remarcó que están investigando y que si se comprueban irregularidades, no dudará en radicar la denuncia.

El CIC está ubicado en la plaza de la Villa Seminario. Con fondos nacionales y del municipio, la gestión de Ana María llegó a desembolsar en total 554.500 pesos. De ese monto, la comisión halló facturas por unos 460 mil pesos que indicarían que se compró 15 mil ladrillones, hierros, bacha para la cocina, grifería y hasta cerámicos. Pero las actuales autoridades aseguraron que sólo han encontrado menos de 4 mil ladrillones y el hierro de las vigas y las columnas. Ana María resaltó que “en una obra, uno compra el total y luego se va retirando de a poco. Los que falten, tienen que ir a buscarlos porque está en el informe”.

Dentro de lo que se pagó figuran otros 94.500 pesos en mano de obra para la realización del zanjeo del salón de 155 metros cuadrados y el relleno con cemento, la colocación y llenado de vigas con hormigón y la instalación de las columnas. Sin embargo, en ese tramo de la obra hay sectores en los que el zanjeo no ha sido totalmente cubierto y las vigas no han sido rellenadas, según dijeron desde la comisión. La exintendenta se defendió al señalar que “hay un informe que señala por qué se pagó eso. Todo está rendido a la Nación, certificado y controlado como correspondía. Que vean bien los informes”. El equipo de investigación, integrado por abogados, contadores e ingenieros, elevará un informe para que el jefe comunal tome la decisión.

Coment� la nota