Los kinesiólogos se valen de la telemedicina para atender

Los kinesiólogos se valen de la telemedicina para atender

Un especialista recomendó también realizar actividad física para mantener un buen estado de salud.

Cada dolencia o enfermedad no se ve interrumpida por la pandemia del coronavirus. Con la cuarentena limitando la actividad social, seguir un tratamiento es difícil. Santiago Farenga, kinesiólogo, docente y presidente de la Fundación Argentina de Ciencia y Salud, afirmó que su especialidad se vale de la telemedicina para seguir atendiendo, a pesar de la reticencia de algunas obras sociales para aplicarla. A su vez, recomendó a pacientes hacer actividad física mínima, para mantener un buen estado de salud.

“En reglas generales el licenciado en Kinesiología y Fisiatría realiza soporte a distancia para los pacientes mediante los sistemas de teleasistencia y plataformas virtuales”, apuntó Farenga. Por la resolución 282/2020 de la Superintendencia de Servicios de Salud, las entidades de medicina prepaga deben implementar y fomentar el uso de plataformas de teleconsulta.

Específicamente los kinesiólogos se valen de las nuevas tecnologías para atender a personas con discapacidad. Sin embargo, con otro tipo de pacientes existen dificultades. “Hay una gran resistencia del subsistema de obras sociales y empresas de medicina prepaga a implementarlas con los pacientes crónicos y postquirúrgicos, donde serían esenciales las sesiones virtuales para poder indicar los cuidados, medidas preventivas y ejercicios terapéuticos que necesitan estos pacientes, para una evolución favorable de su proceso de rehabilitación”, apuntó.

Entre las herramientas online que utilizan se destaca la plataforma de rehabilitación virtual MOTMI, que permite un trabajo interactivo de ejercicios terapéuticos con el paciente y un seguimiento desde el hogar. El sistema trabaja incluso con sensores de movimiento, que favorecen la realización de ejercicios apuntados a la rehabilitación traumatológica y neurológica.

Farenga aclaró que atienden presencialmente a pacientes en cuidados críticos y con la reciente ampliación de actividades durante la cuarentena, en forma domiciliaria a personas con discapacidad y trastorno del espectro autista. El licenciado recomendó que ante el incumplimiento de las prestaciones se puede realizar un reclamo a https://tramitesadistancia.gob.ar/ y consultas a los correos electrónicos beneficiarios@sssalud.gob.ar y consultasyreclamos@sssalud.gob.ar

Siempre debemos escuchar el dolor, respetar los límites que nos marca y consultar al profesional"

Santiago Farenga

Kinesiólogo.

Con el aislamiento social obligatorio, muchos pacientes ven interrumpidos sus tratamientos. El licenciado indicó que, dependiendo del caso, se pueden dejar de realizar unos días, pero no por eso dejar de lado prescripciones que pueden realizar en su domicilio, por su cuenta o con la ayuda de un familiar. “Un ejemplo es el paciente que tuvo una cirugía con anterioridad a la cuarentena y necesita que se le indiquen las medidas y cuidados necesarios para movilizarse y hacer las actividades de la vida diaria. Esto fácilmente lo puede realizar el paciente y se puede indicar por medio de la teleasistencia”, describió. Por otro lado, en el caso de rehabilitaciones más complejas, es mejor seguir con las actividades terapéuticas y de cuidados preventivos con la guía de un kinesiólogo y las evaluaciones de un equipo de salud, que también se pueden realizar a distancia.

“No es bueno estar quieto”

Contrario a lo que podría indicar el encierro, un reposo prolongado del paciente no es una conducta saludable. “El estar quieto en cama y la disminución de la actividad física, sobre todo en los adultos mayores, representa un factor que predispone al desarrollo o al agravamiento de ciertas condiciones patológicas relacionadas con los sistemas cardiovascular, respiratorio y musculoesquelético”, sostuvo.

“El estar inactivo de manera prolongada  genera disminución de la fuerza muscular y de los rangos normales de movimiento, afectándonos en consecuencia en las actividades funcionales de la vida diaria, por lo cual es importante moverse por mínimo que sea, siempre bajo la indicación de un profesional kinesiólogo”, continuó.

También es importante darle atención al dolor. “Las sensaciones de dolor nos hacen referencia a que algo no está bien en nuestro organismo y debemos respetar ese límite de dolor al realizar un movimiento o una sobrecarga, ya que luego puede representar una lesión músculo-tendinosa o una tensión de los tejidos. Es importante consultar al profesional y no automedicarse. Siempre debemos escuchar los síntomas como el dolor, respetar los límites que nos marca y consultar al profesional”, remarcó.

Por último, Farenga pidió dejar de lado las recomendaciones de páginas de internet. “Yo recomiendo siempre no ir al 'Dr. Google'. A la fecha es irreemplazable la evaluación clínica del médico. Un error muy común es que el paciente suele buscar en los motores de búsqueda los síntomas que percibe y muchas veces los mismos son comunes a cientos de patologías. No es el diagnóstico correcto y termina preocupando al paciente y no lo favorece en el proceso de rehabilitación”, advirtió.

Comentá la nota