La Justicia Penal avanza en la causa Mercado Regional

La Justicia Penal avanza en la causa Mercado Regional

Luego de una serie de demoras por la reestructuración de las fiscalías platenses, se impulsaron nuevas medidas para establecer si hay corrupción en el ente municipal donde se venden al por mayor frutas y verduras. Ya tomaron declaraciones testimoniales y ordenarían allanamientos.

La Fiscalía nº 15 de La Plata ordenó una serie de medidas con la intención de de­sentrañar la red de corrupción que, según se sospecha, existiría en la administración del Mercado Regional de Frutas y Verduras. Se trata de un ente autárquico que depende del intendente de La Plata, Julio Garro, y que recaudaría cifras millonarias en negro. 

Tal como lo viene informando diario Hoy, gran parte de esta recaudación no estaría en blanco, lo que permitiría alimentar una importante caja política. De hecho, una de las hipótesis que está siguiendo en la Justicia es que parte del dinero que le habría sido robado el año pasado al jefe comunal, en su casa del country Gran Bell, provendría del predio ubicado en la avenida 520. Distintos trascendidos dan cuenta de que los envíos se realizaban semanalmente, a través de cajas azules, que eran recibidas por una de las funcionarias de mayor confianza del jefe comunal. 

Luego de la denuncia radicada por dirigentes vinculados a un sector del radicalismo platense el año pasado, el fiscal Jorge Paolini, en ese entonces desde la UFI nº 8, libró una serie de oficios a la Municipalidad de La Plata. Pero la investigación sufrió una demora debido a la reestructuración que se llevó a adelante en las UFI de la capital provincial luego de que se disolviera la Fiscalía nº 4 que encabezaba Fernando Cartasegna, quien terminó presentando la renuncia tras un escándalo de impacto nacional.

Florencia RolliéClaudio Pérez Irigoyen, Sergio PanellaMarcelo Viñes y Luis Menucci pidieron que se investigue la presunta comisión de delitos de acción pública en el Mercado Regional de La Plata, en particular de fraude en perjuicio de la administración pública (art.174 inc. 5 CP), usurpación de autoridad (art. 246 inc. 3 CP), proposición y nombramiento ilegal de funcionarios públicos (art.253 CP), violación de los deberes de funcionario público (art.248 CP) y la existencia de una asociación ilícita (art.210 CP) como así también la determinación de quienes son sus autores penalmente responsables. 

En la denuncia mencionada se señalaron las presuntas irregularidades en la designación de María José Scottini a cargo del Mercado Regional de la Plata, al efecto de proceder a deslindar las responsabilidades que los actos de la misma puedan tener hacia la investidura del intendente Municipal en cuanto a la responsabilidad política, civil, penal y administrativa de acuerdo a la legislación vigente. 

Mafias, en la mira

En la denuncia se solicita que se investigue la presunta existencia de organizaciones delictivas operando dentro del Mercado (las llamadas “mafias”) y si existe una conducción formal o informal asociada a las mismas, acreditando esto con innumerables artículos periodísticos que hacen mención a esta situación. A su vez, se incluye a dicho pedido saber si dichas organizaciones se financian o reciben beneficios económicos de una importante “caja negra de recaudación de dinero” que, de acuerdo a una estimación que aportaron, estaría en los $80.609.996 anuales, es decir, del orden de los $335.875 por día. Y por último, se investiga cuál sería el destino de dicho monto de acuerdo a la posible existencia de una “jefatura política” de ese sistema de recaudación, es decir quién se estaría quedando con estas bolsas de dinero.

Con fecha 22 de noviembre de 2016, Paolini solicitó a la Secretaría Legal y Técnica de la Municipalidad de La Plata que informe la nómina del personal designado en el Mercado Regional desde el 1º de enero de 2016, en la que conste cargos y funciones. También se pidieron detalles sobre las retribuciones percibidas del personal administrativo y el de carga y descarga, y de donde surgieron los fondos para el pago de esos haberes. Asimismo, el historial de tarifas, precios, valores y aranceles vigentes en el organismo mencionado. Y una copia certificada del reglamento interno y los balances presupuestarios de los períodos 2015 y 2016.

Además, el fiscal requirió a la Delegación de Inteligencia Criminal de La Plata que informe la situación del Mercado Regional y su zona de influencia, y además que recabe datos de la comisaría de la jurisdicción y personal. Otra de las medidas que pidió Paolini fue solicitar a la Agencia de Recaudación que informe métodos de fiscalización utilizado en el Mercado Regional y el listado de personal asignado. 

Por último, al Concejo Deliberante le demandó que detalle pedidos de informe que hayan realizado los diferentes bloques en relación al Mercado Regional durante 2016 y que remita copia certificada de la normativa municipal en relación al Mercado Regional.

Si no facilitan documentación, se vienen allanamientos

Desde el 14 de agosto de este año, la Instrucción Penal Preparatoria 06-00-037280-16-00, que es la que investiga los presuntos delitos que se cometerían en el Mercado Regional de frutas y verduras de La Plata, fue remitida a la UFI nº 15, a cargo del fiscal Jorge Paolini.

El representante del Ministerio Público ya solicitó al Juzgado de Garantías el aval para secuestrar los libros del Mercado, para que luego peritos contables de la Procuración puedan establecer el flujo de dinero en blanco que maneja el organismo y el destino de esos fondos. 

En el caso que las autoridades del Mercado no faciliten esa documentación, seguramente se vendrán allanamientos.

Por otra parte, ya se le tomó testimonio a dos trabajadores del Mercado, quienes explicaron cómo es el circuito de recaudación ilegal.

En tanto, según indicó un vocero judicial, desde la UFI nº 15 le pidieron a instructores que se contacten con productores de verduras de la región para que presten testimonio sobre el dinero que le piden en el Mercado, lo que incluye entrada, costo por bulto, por los servicios de electricidad y otros.

“Que la Justicia investigue”

“Estoy acá por un derecho a réplica y tengo y quiero decir que siempre trabajamos donde nos pusieron, de manera muy transparente. Que la Justicia investigue”, exhortó la exinterventora del Mercado Regional La Plata, María José Scottini, quien junto con Garro está denunciada en la causa que tramita en la Fiscalía de Delitos Complejos. 

Antes de ese corolario, enumeró detalles de su labor al frente del espacio entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, tarea que calificó como “una gestión muy buena, como nunca hubo otra”. Según Scottini, durante ese tiempo, “se limpió el Mercado en todo sentido”, lo que tradujo en “sacar lo que no correspondía: mafias, barras, gente que no iba a trabajar, que iba con otro objetivo”, y agregó: “Lo limpiamos de muy buena manera”.

—¿Cómo se hace para limpiar mafias “de muy buena manera”? 

—Trabajando. Hablando y entendiendo lo que es el cambio. Tuve mucho apoyo de la Justicia también.

—La concejal Florencia Rollié presentó una denuncia en la Fiscalía de Delitos Complejos de La Plata en donde la menciona…

—Yo quiero ver qué va a hacer la señora Rollié cuando no tenga nada para solventar esta denuncia. Yo también la tengo denunciada a ella en la Justicia Civil y Penal, porque se sentó a hablar de mí, de mi gestión y de mi familia de una manera que yo no podía creer. Puso en riesgo a mi familia entera por sus declaraciones, porque hablaba de que yo manejaba cajas millonarias y yo soy una ciudadana común, que vivo en una casa común, con mi marido, mis hijos.

—En la denuncia dice que hay una caja negra de más de $80 millones…

—Que lo demuestre. Por favor. La desafío a que lo haga. 

—Otra de las cosas que se mencionan es que en el Mercado se subalquilaban espacios para, por ejemplo, la instalación de antenas para la transmisión de celulares y un sector de la playa para una empresa que tiene camiones y colectivos… 

—Esto es así: el alquiler de los espacios para las antenas existe y es legal. Eso ya estaba cuando yo llegué y son contratos a diez o quince años, creo, que no se pueden dar de baja. Y lo de las empresas de colectivos también estaba de la gestión anterior. Todo eso no estaba regularizado, no pagaban alquiler, lo hicimos nosotros.

—¿Y ese dinero a dónde se destina?

—Va todo a la administración. Lo manejan María Eugenia Trivinio, que es la jefa de Contaduría del Mercado desde el año 70, y Néstor Andrada, que es el tesorero.

—¿Qué opinión tiene del trabajo de Trivinio?

—No lo puedo decir, porque es una persona que se maneja de manera muy cerrada. Además no entiendo mucho de contaduría. Ella siempre se manejó con el Tribunal de Cuentas y sigue ahí.

Pese a que su desplazamiento del cargo se dio luego de una intervención solicitada por el intendente Julio Garro a Rubén Casanovas, actual interventor del Mercado Regional, Scottini lo considera “injusto”.

“Yo fui a trabajar, que es lo que realmente sé hacer. Y como ya no necesitaban de mis servicios, me retiré. Con muchas ganas de haber seguido, porque teníamos muchos proyectos para el Mercado”, dijo.

—¿Cómo calificaría la gestión de Julio Garro respecto al Mercado Regional?

—Durante mi intervención ahí no tuve mucha comunicación con él. Creo que en ese momento estuvo conforme; nunca lo vi en el Mercado. Hoy en día no sé.

—¿Las mafias volvieron?

—No sé. Ustedes saben más que yo.  

Polémica por la intervención

Pese a las graves denuncias, el intendente Julio Garro jamás reconoció públicamente el nombramiento de Scottini en la gerencia del Mercado: solo se remitió a decir que la titular de ese ente era Silvia Garriga, quien se tomó licencia psiquiátrica poco tiempo después de asumir y finalmente terminó siendo desplazada cuando el intendente puso como interventor a Rubén Casanovas, entonces secretario de Desarrollo Social del Municipio platense. 

Durante las horas de mayor actividad, Casanovas brilla por su ausencia en el Mercado. Decidió delegar el funcionamiento en polémicos personajes. Uno de ellos es Santiago Rodríguez, quien tuvo un paso por el área de recursos humanos del IOMA antes de desembarcar como “asesor” en el predio de 520. A su vez, no son pocos los que afirman que el trabajo sucio estaría cargo de los hermanos Mariano y Emiliano Zamora. Ambos tienen el control territorial de uno de los barrios socialmente más complicados de la ciudad: El Churrasco. Allí, muchos vecinos afirman que los hermanos se hicieron del control a punta de pistola, tras haber vencido a la banda Los Chimangos, que también supo actuar como fuerza de choque en el Mercado Regional. Los hermanos Zamora actualmente trabajan políticamente para una agrupación que apoya la candidatura a concejal de la randazzista Paula Lambertini.

Otros integrantes de la fuerza de choque del mercado serían  Maximiliano “El Caballo” Basso y Santiago “Ojito” Lorea. A ellos se le suma el caso de Ángel Vázquez. Se trata de un expresidiario, que porta tobillera electrónica, y que hace las veces de jefe de seguridad en el predio. A su vez, al Mercado habría vuelto Jorge Eduardo Zingoni, un funcionario que estuvo a cargo de la jefatura de inspección y estuvo involucrado en una denuncia penal por supuestas irregularidades en la realización de controles bromatológicos y fitosanitarios.

Casanovas está vinculada a una distribuidora de pollos que, llamativamente, arrastra un juicio de apremio iniciado por el Municipio a raíz de una deuda en el pago de tasas.

Coment� la nota