La Izquierda definió apoyar reclamos sindicales como estrategia electoral

La Izquierda definió apoyar reclamos sindicales como estrategia electoral

En un congreso del cual participaron más de 700 dirigentes gremiales de todo el país, el Partido Obrero (PO) y el Frente de Izquierda recibieron el respaldo de sus candidatos; ratificaron acompañamiento a demandas salariales y laborales.

El pasado sábado más de 700 dirigentes sindicales se reunieron en Capital Federal y ratificaron el respaldo al Frente de Izquierda de la lista Unidad, que encabeza la fórmula Altamira-Giordano a la Presidencia para las próximas PASO del 9 de agosto. El plenario abordó la situación política y las elecciones, la situación del movimiento obrero y el apoyo a las luchas centrales del momento, como los despidos de Cresta Roja y Acindar, entre otras.

En representación de la provincia el candidato a diputado nacional por el Partido Obrero (PO), Juan García, asistió al congreso, y comentó a LA VOZ DEL CHACO que se «discutieron fundamentalmente el tema de cómo llevar adelante una campaña fuerte en los sindicatos, que acá en el Chaco estamos trabajando en este sentido, haciendo un recorrido en las reparticiones públicas, en las escuelas en las fábricas textiles y tanineras».

En este sentido anticipó: «Vamos a hacer una fuerte campaña en los gremios que están en conflicto en este momento, los docentes, los tanineros que están pelando por salario y nos interesa especialmente tener el apoyo de estos compañeros que están en lucha, pensamos que un trabajador que está peleando contra un Gobierno para defender su salario después no puede ir a votar al mismo Gobierno que le está cortando el sueldo, en ese sentido la lista de Izquierda agrupa a compañeros ferroviarios, textiles, de diferentes gremios y buscamos formar una fuerza que tenga una implantación en la fuerza gremial local también».

ResPaLdo de izquierda

García explicó que durante el congreso también se debatió «cómo apoyar los reclamos nacionales, y hubo delegación presente de los despedidos de Cresta Roja, que son más de 1.000 compañeros de la fábrica aviar, la lucha de los trabajadores despedidos en Acindar (Santa Fe), que es una metalúrgica y peleas salariales que empiezan a surgir en la segunda mitad del año como resultado de la apertura de las paritarias. Entonces se definió cómo apoyar esos reclamos, y en ese sentido la insistencia a las centrales sindicales de un paro de 36 horas y un plan de lucha para que el Movimiento Obrero salga con una medida de fuerza unificada para pelear por los reclamos».

También resaltó que «el apoyo a las candidaturas del Frente de Izquierda es en consideración de todos estos dirigentes sindicales que estuvieron presentes de alguna forma contiene o representa los reclamos más importantes de los gremios».

Conflictos gremiales

Por otra parte el referente local destacó en referencia de la demanda de los tanineros que «el conflicto está bastante duro, participamos en la marcha del viernes, nos esforzamos en difundir el conflicto y proponemos una movilización común de todos los sectores sociales y sindicales de la provincia en apoyo en a esta lucha que nos parece vital».

Mientras que en referencia a la situación de Cresta Roja explicó que «hay un principio de resolución de conflicto, después de muchos días de movilización, el Gobierno hizo una propuesta de reincorporación de los despedidos, se está estudiando esta propuesta porque nosotros desconfiamos que se realice. En el tema de carne tenemos la experiencia del Frigorífico Toba, donde el Gobierno reincorporó parcialmente a los trabajadores con una estatización, y después los fue despidiendo de nuevo hasta cerrar finalmente la planta; no queremos que se repita esta experiencia. Pero estamos poniendo este tema en agenda porque son 1.000 familias que quedan en la calle, es un tema muy pesado».

Comentá la nota