Interés de Italia para invertir en generación de energía por biomasa con recursos catamarqueños

En el marco de la misión a Italia en la que participan el ministro de Producción Raúl Chico y el secretario de Agricultura, Ganadería y Agroindustria Eduardo Toledo, los funcionarios provinciales avanzaron en un convenio de hermanamiento entre la Región de Abruzzo (que incluye a las provincias de Teramo, Pescara, Chieti y L’Aquila) con los departamentos de Santa María, Belén y otros municipios de montaña que tienen similares producciones.

Así lo informó el secretario Toledo, quien participó de una reunión técnica con el gabinete del intendente en el Parlamento abruzzino, al que también asistieron empresarios. “Han manifestado una intención de convenio de interrelación entre los pueblos de ambas regiones, que se va a firmar pronto y los empresarios espontáneamente nos han hecho saber que quieren ir a Catamarca a nuestra Expo Productiva; principalmente están interesados en invertir en la generación de energía utilizando biomasa”. La biomasa es, en términos energéticos, la energía química que queda almacenada en forma de materia orgánica y que puede recuperarse quemándola directamente o transformándola en combustible.

“Lo que quieren hacer es aprovechar los restos de poda de las diferentes producciones que tenemos en Catamarca y usarlas para producir energía renovable y ecológica que pueda ser utilizada en los pueblos de la provincia”, explicó Toledo.

Para ello, los funcionarios catamarqueños se reunieron con una Asociación Científica que estudia la generación de electricidad con esta tecnología y recursos, y visitaron un tambo autosustentable que funciona con las energías fotovoltaica y renovable.

En Veneto

Por otra parte, Chico y Toledo visitaron ayer en la región de Veneto, al Norte de la península itálica, un establecimiento agrícola modelo en producción de vides, y otros frutales y granos que logró exigentes certificaciones de productos “respetuosos del medio ambiente” que otorga el grupo Biodiversity Friends.

Esta actividad formó parte del programa de trabajo de la misión argentina organizada por el PROSAP, que integran los funcionarios locales y de la Asociación Foresto-Industrial de la provincia de Jujuy. “Como provincia también asumimos el compromiso de respetar la biodiversidad”, indicó el ministro Chico. La delegación argentina asistió a una charla sobre el tema en el que se explicaron detalles del protocolo que se exige para acceder a la certificación, demostrando que es posible producir sin atentar contra el ecosistema.

Coment� la nota