Impuestos a las naftas representaron en el primer semestre de 2019 más de un 40% de la recaudación

Impuestos a las naftas representaron en el primer semestre de 2019 más de un 40% de la recaudación

Ayer, el Presidente de la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (UNVENU) Daniel Añón, vaticinó en la red Twitter,  que la alta carga fiscal de las naftas que en el primer trimestre de 2019 dejaron a las arcas del gobierno 300 millones de dólares por concepto de impuestos, hará imposible rebajar el costo de este combustible.

El “twitt” de Añón reveló que en el mismo período (primer semestre de 2019) la facturación total de las naftas llegó a los 700 millones de dólares, dentro de los que lógicamente están los 300 millones de impuestos. “Imposible bajar sensiblemente el precio del combustible al público con este valor del impuesto” sentenció el presidente de la gremial de estacioneros del Uruguay en su cuenta de la red social.

IMESI EL MAYOR IMPUESTO

Según informa ANCAP en su página web (https://www.ancap.com.uy/innovaportal/v/2147/1/innova.front/composicion-de-precio-y-comparacion-ursea.html) por cada litro de nafta Súper cuyo costo al público es de $ 55, el IMESI (Impuesto Específico Interno, que grava la primera venta a cualquier título de determinados bienes) , representa el 43 por ciento del costo de ese combustible, con una participación de $ 23.54, mientras que un porcentaje casi similar (42 por ciento) resulta del precio de ingreso de ANCAP ($ 22.90), otros impuestos como Tasa Inflamables, Tasa URSEA y Fletes inciden en un 1 por ciento.

Finalmente (una vez abierto el precio) corresponden a las distribuidoras y EE.SS. $ 7.45 que representan un 13 por ciento del costo final  por cada litro de Nafta Súper vendido.

EE.SS. TODO CON 6.40

Cabe destacar que para el caso de las EE.SS. deben auto sustentar el negocio con el porcentaje que les es marcado por el Poder Ejecutivo (gastos de luz, agua, teléfono, wi.fi, BPS, DGI, Seguridad, Sueldos de empleados, alquileres de propiedades, comisiones de tarjetas, etc.) que ronda los $ 6.40 por litro.

Los presidenciables Lacalle Pou y Ernesto Talvi han dedicado sendas participaciones en sus discursos y programas al tema del combustible, lo que lo ha puesto en el centro de discusión del sector que espera atento para saber que candidato de los tres preferidos, alcanzará la presidencia el 1ro. de marzo de 2020.

LACALLE POU: LIBRE IMPORTACIÓN PARA  BAJAR PRECIO DE COMBUSTIBLES

En la reunión del Sector TODOS en febrero pasado, que tuvo lugar en La Paloma (algo ya tradicional año tras año) el ahora Candidato por el Partido Nacional Luis Lacalle Pou,  anunció que si llega a la presidencia, la rebaja de combustibles llegará “mucho antes” que la de UTE “porque se implementarán medidas como la libre importación de combustibles o el fortalecimiento de las reguladoras de fijación de precios”.

TALVI: REBAJA DEL GAS OIL UN 30 POR CIENTO

Ernesto Talvi, plantea una reducción del 30 por ciento en el precio del gasoil para los sectores productivos,  que el candidato por el Partido Colorado estima tendrá un costo fiscal de 190 millones de dólares por año si se aplica a todas las empresas del agro y la industria. “Si se aplica a más sectores esta cifra va a crecer, pero creemos que es realizable en la medida en que se ajuste el funcionamiento de las empresas del Estado

MARTÍNEZ: MISMO PRECIO QUE EL DEL PPI

Por su parte el candidato del oficialismo Daniel Martínez ha sido más cauto públicamente, porque además recuérdese que el propio Martínez fue presidente de ANCAP en el primer gobierno de Tabaré Vázquez, y solamente ha manifestado su intención de que el precio del combustible refinado se iguale al del Precio Paridad de Importación que marca la URSEA (en general más barato que el de plaza).

Estas propuestas de los tres presidenciables, parece, se enfrentarán a la realidad puesta de manifiesto por el Presidente de UNVENU en su Twitter, cuya realización –según se interpreta Añón-  debería pasar por apretarle el cinturón al IMESI, como único camino posible.

Coment� la nota