“Se hace muy difícil cumplir la cuarentena en la periferia, entramos en una fase muy delicada”

“Se hace muy difícil cumplir la cuarentena en la periferia, entramos en una fase muy delicada”

Así lo afirmó Héctor Maciel, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), quien planteó que muchas personas salen a “hacer changas para subsistir”. Casi se triplicó la asistencia en comedores, comentó.

Para distintos referentes barriales de la periferia de Mar del Plata “mantener la cuarentena es casi imposible”. Al respecto, Héctor Maciel, referente territorial de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) en Mar del Plata, comentó a Loquepasa.net que se ingresó “en una fase del aislamiento muy delicada”.

“En los barrios, la cuarentena es muy difícil de cumplir. Las viviendas son muy precarias, donde no pueden estar encerrados todo el tiempo. La gente tuvo que empezar a salir a hacer la changa. Es muy difícil resistir la cuarentena, incluso con el IFE y otros planes”, precisó el dirigente.

“Es muy difícil mantener a 300 mil personas que están en la pobreza, en una situación de vulnerabilidad”, analizó Maciel, quien dio un ejemplo sobre los momentos de “zozobra” en algunas zonas: “En el barrio Libertad nos dijeron que hay una familia con síntomas. Le hicieron un testeo. En el barrio se difundió y está generando zozobra, hay temor”.

El miembro de la CCC ponderó el trabajo que se hace con la Iglesia, Centros de Salud, Sociedades de Fomento y otras entidades que colaboran con las organizaciones para atender las demandas de los sectores más vulnerables por la pandemia del coronavirus. “Estamos trabajando mucho con los comités barriales de emergencia. Estamos sosteniendo comedores y merenderos, que han crecido absolutamente desde que empezó la cuarentena. En los comedores donde atendemos pasamos de dar 2 mil viandas a más de 5 mil”.

“Está pandemia nos agarró de sopetón y la unidad de los comités barriales permitió que lleguen bastantes recursos a los comedores y se han vacunado por la gripe”, agregó. De igual modo, aclaró: “La comida que conseguimos no alcanza”.

A su vez, Maciel planteó dificultades para afrontar una eventual circulación comunitaria del virus: “Estamos viendo cómo prepararnos si el virus entra en la comunidad. Estamos viendo qué protocolos se harán”.

“Están difundiendo las medidas. Las hemos adoptado. Barbijo, gorros, guantes y alcohol en gel. Pero es cierto que se fue relajando un poco al no haber casos en Mar del Plata”, reconoció.

Comentá la nota