Habrían iniciado un sumario contra González Illescas

Habrían iniciado un sumario contra González Illescas

Además, se habría decidido la separación de las ayudantías fiscales de Coronel Dorrego y Monte Hermoso.

Fuentes judiciales confiaron a LA DORREGO que se habría iniciado un sumario contra la actual titular de la Unidad Fiscal Descentralizada de nuestro distrito, Gabriela González Illescas.

Estaría siendo investigada, entre otras cuestiones, por la denuncia en su contra que hiciera por supuesta estafa procesal, maltrato laboral y abuso de autoridad la exauxiliar letrada de Monte Hermoso, Jana Pipkin.

“La Procuración y la Corte (Suprema de Justicia provincial) definirán si (González Illescas) seguirá o no como ayudante fiscal de Dorrego”, agregaron los voceros.

Las mismas fuentes mencionaron que a González Illescas “le sacaron” toda la competencia que también tenía en Monte Hermoso y que habrían declarado “la emergencia en ambas fiscalías por acumulación de causas”.

Una fiscalía en ebullición

En marzo pasado, la exauxiliar letrada de Monte Hermoso, Jana Pipkin, dijo que no fue separada de su cargo en 2018 por su amistad con el presunto narco Walter Ledesma, sino por un informe en el que la ayudante fiscal de Coronel Dorrego, Gabriela González Illescas, “mintió descaradamente” para sacarla de la sede judicial.

Según Pipkin, González Illescas la consideraba una “amenaza” porque ella conocía su vínculo sentimental con Jorge Richter, el hombre que hace unos días fue detenido en Capital Federal acusado de cometer un robo (aunque luego fue liberado y sobreseído).

Mencionó además que Richter y González Illescas mantuvieron su relación hasta hace muy poco tiempo y que la doctora mintió cuando, en un informe reciente que le pidió la Fiscalía General de Bahía Blanca, desconoció el vínculo.

“Volvió a mentir, de la misma forma que lo hizo en el informe sobre mi persona, cuando dijo que estaba totalmente desvinculada (de Richter)”, disparó, en declaraciones a LA DORREGO.

“Por las mentiras, el Ministerio Público Fiscal habría perdido la confianza (en González Illescas)”, reveló una fuente cercana al organismo judicial.

Pipkin dijo que la denuncia de González Illescas contra Richter de 2015, por violencia de género, no prueba que el vínculo se haya disuelto en aquel entonces.

“(La denuncia) da a interpretar que se habían separado en 2015, cuando todo el mundo, tanto en Dorrego como en Monte Hermoso, hasta hace pocos días los veía juntos -disparó-. Esta persona (por Richter) entraba y salía de las oficinas de la ayudantía fiscal como si fuera parte del sistema judicial”, añadió.

Pipkin mencionó también que el vehículo con el cual Richter fue detenido, en Capital Federal, está a nombre de González Illescas.

“La doctora Illescas, tal como mintió en el informe de Fiscalía General respecto a su pareja, mintió con el informe que presentara sobre mi desempeño con el único fin de que sea removida del cargo”, reiteró.

Según Pipkin, sabía demasiado

La exauxiliar letrada refirió que el odio de González Illescas hacia ella se vincula con otro hecho que tuvo como protagonista a Richter.

“Un día domingo de octubre (de 2018), la doctora me llamó desesperada, con una crisis de nervios, porque su marido (Richter) había desaparecido en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su vehículo había sido encontrado en la Panamericana”, refirió.

Según aseveró, la ayudante fiscal no quería exponerse, y por eso le solicitó que ella se contactara con distintos organismos para recabar información sobre lo sucedido.

Pipkin mencionó que el incidente culminó pocas horas después, cuando González Illescas le envió un escueto mensaje “diciendo que ya había aparecido, sin dar más detalles”.

“A los pocos días me cita a Dorrego para notificarme sobre una resolución y, al entrar en su oficina, estaba la doctora y el señor Richter. Me notificó, pero yo noté un cambio de actitud en la doctora; lo adjudiqué a que se sintiera avergonzada por la extraña situación de la cual me había hecho parte aquel domingo. No le di mayor trascendencia”, continuó.

Días más tarde se produjeron los allanamientos en el domicilio de Walter Ledesma. Según recordó Pipkin, le comentó a la ayudante fiscal que estaba sorprendida por el caso, porque el presunto narco era parte de su grupo de kitesurf.

“Un par de días después, específicamente el 2 de noviembre, mi nombre estaba en todos los medios nacionales vinculándome a una causa de narcotráfico”, lamentó.

Pipkin dijo que comenzó a sospechar de González Illescas cuando pudo acceder al informe que la ayudante fiscal hizo sobre su desempeño durante el año en que estuvo a prueba como auxiliar letrada.

“Ese mismo día (el 2/11) desde Fiscalía General le pidieron a la doctora Illescas un informe sobre mi desempeño laboral. Y lo presentó… pero un día antes de que le fuese formalmente requerido. Eso lo pude ver porque el sistema del ministerio público fecha automáticamente todos los escritos”, denunció.

Según aseguró, se trató de “un informe absolutamente falso, donde miente en cada uno de los puntos que expone”.

“En apariencia, yo me habría convertido en una amenaza para ella por conocer aquel extraño suceso con su pareja; sabía que, por mi personalidad frontal, yo no tendría reparos en denunciar alguna situación (ilegal) que vinculara a su marido”.

“Desconocía que Ledesma vendía droga”

Pipkin dijo también que ella no estaba al tanto de que Ledesma vendía droga, y aseguró que González Illescas sabía esto.

“Ella sabía que yo no tenía idea de qué hacía Ledesma -remarcó-, pero cuando ocurrió mi tema la doctora se escandalizó y me reprochó que había expuesto a toda la Ayudantía Fiscal, haciendo perder credibilidad y confianza en nuestro trabajo, y que tendría que haber sabido lo que hacía Ledesma”.

Pipkin dijo que no tiene “nada que ocultar” y que con el presunto narco no tenía vínculo amoroso, sino de amistad.

“Es claro que yo conocía que Walter Ledesma tenía una causa anterior por la cual había estado detenido con prisión preventiva; él no se refería mucho al tema, salvo una vez que dijo que no había sido como se decía”, recordó.

“Uno no tiene que abrir juicios de valor, y la verdad que (el hecho) había pasado hace años. Yo además conocía a su pareja, tenían una empresa de venta de autos y negocios inmobiliarios, y desconocía qué hacía”, añadió.

Agregó, no obstante, que cuando empezó a hacer carrera en el ámbito judicial llegó a preguntarle a Ledesma si seguía teniendo problemas legales, y que él lo negó.

“Yo nunca vi nada estraño, consumo o venta. Si no, claramente me hubiera alejado. Por mí y por el respeto a mi función. Yo hacía años que estaba haciendo carrera judicial”, aseguró.

En cuanto a González Illescas, remarcó que es una persona “muy difícil para trabajar”, a tal punto que radicó contra ella una denuncia por maltrato laboral.

“Mi intención no es que la saquen como a mí, sino que se sepa que, de la misma forma que mintió acerca de su relación, mintió en el informe sobre mi desempeño para que sea separada del cargo”, resaltó.

En cuanto su caso, dijo que presentó un pedido de reconsideración ante la Suprema Corte de Justicia “para que revalúe todo lo que he presentado, con pruebas y testigos que refuerzan que el informe de la doctora fue totalmente falso”.

Coment� la nota