Gobierno vs. sindicatos: tironeos por la educación técnica

Las autoridades educativas planean reformas a la currícula de las tecnicaturas. La resistencia docente ya se materializó. Denuncias y movilizaciones, que desde la Dirección de Escuelas dicen no comprender.

“La educación es nuestro pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a las personas que se preparan hoy”. La frase de Malcolm X, el líder negro que luchó por los derechos civiles de la minoría afroamericana, representa el pensamiento que debiera unificar a todos los sectores -políticos, sociales, económicos y demás- sin distinción de banderías.

Así, con el argumento de otorgar mejores herramientas a las nuevas generaciones, el gobierno de María Eugenia Vidal cocina a fuego lento una reforma a la currícula del sistema de Educación Técnica en el territorio bonaerense.

Claro que cada paso que se dé, sobre todo cuando no se intenta consensuar con los demás sectores que conforman el todo -en este caso, el educativo-, corre el peligro de chocar con posturas contrapuestas.

Así, autoridades del área explican que su propuesta no va en contra de las escuelas técnicas, sino todo lo contrario; que se trata de “orientarlas hacia el siglo XXI” con base en dos aspectos que juzgan imprescindibles: conexión con la demanda productiva de la región y trabajo interdisciplinario.

Otros argumentos, esgrimidos por la directora provincial de Educación Técnico Profesional, Lucía Galarreta, son la disociación de planes de estudios, que segmentan los dos bloques que la conforman (el primero, como un bachillerato, con contenidos generales, y el segundo, más específico, con formato de taller sin conexión entre teoría y práctica), aparte de un exceso en el tiempo que los estudiantes pasan en el aula.

Además, desmienten oscuras intenciones, como recortar horas y eliminar contenidos de áreas sociales, incrementando las vinculadas a conocimientos técnicos.

Sin embargo, un borrador al que tuvo acceso La Tecla muestra que, al menos algunos de los señalamientos gremiales tienen presunción de veracidad. Especialmente en lo referido a la sensible baja en la carga horaria para algunas de las tecnicaturas que ofrece el sistema de Educación Técnica bonaerense; “con el consecuente recorte de cargos”, aseguran desde los sindicatos de la Educación.

Gremios como Suteba hablan de una reducción de hasta 1.500 horas de clases a lo largo del recorrido escolar, un ítem que aparece en el documento que las autoridades aseguran fue “robado” de una computadora.

En el “paper”, por ejemplo, se señala que el ciclo total de 7 años actual para la tecnicatura de Electromecánica tiene 8.532 horas, mientras que con la reforma sería de 7.128 (1.404 menos).

El segundo caso corresponde a la especialidad de Maestro Mayor de Obras, en la que se reducen de 8.604 a 7.128 las horas de clase (casi 1.500 horas de diferencia).

En tal sentido, el responsable de Educación Técnica de Suteba, Gustavo Lappano, explicó que, de acuerdo a lo consignado en el borrador que se filtró, “quitan horas de la carga horaria en el nivel superior, que es semanal”.

Encarnando la voz oficial, Galarreta aseveró que “esa reducción no va a existir, porque funcionalmente no nos sirve, porque tenemos un montón de materias a las que responder a nivel normativo”. 

Sin embargo, la directora provincial matizó al señalar que “la reducción de horas son para funcionar mejor dentro de la escuela. Intentamos hacer más eficiente el tiempo para los chicos, que no estén recibiendo contenidos todo el tiempo o superponiendo actividades”. 

Coment� la nota