Fotomultas: el Municipio reconoce que el sistema no está óptimo a causa de cambios “imprevistos”

Fotomultas: el Municipio reconoce que el sistema no está óptimo a causa de cambios “imprevistos”

El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, destacó el encuentro que mantuvo con las autoridades que conforman el convenio para la instalación de radares. Sin embargo, aclaró que la disposiciones hechas en el Concejo Deliberante, y las demoras en su tratamiento, generan que “no esté armónico” su funcionamiento, generando pérdida de rentabilidad.

El secretario de Gobierno Municipal, Alejandro Vicente, reconoció que el sistema de fotomultas no cuenta con un funcionamiento óptimo y lo adjudicó a que los cambios dispuestos “a último momento” en el convenio aprobado en el Concejo Deliberante que generaron complicaciones en la idea original del proyecto con la firma Cecaitra y la Universidad Tecnológica Nacional, integrantes del acuerdo.

En ese sentido, brindó precisiones del encuentro que mantuvo con cada una de las partes en las últimas horas. “Nos reunimos con la Comisión de Seguimiento del convenio de fotomultas con representantes de UTN y Cecaitra para destrabar cuestiones que se encuentran un poco impedidas de funcionar como es la cuestión de la difusión educativa, de lo que se refiere a toda la tarea de concientización en seguridad vial y antisinietralidad, como en la movilidad urbana, que son los pilares del programa”, comentó el funcionario, en diálogo con Loquepasa.net.

“También se abordó la cuestión de transferir al Municipio todo el equipamiento ya colocado y la necesidad de seguir instalado equipamiento de acuerdo a lo que estipula el convenio. Están todas las pautas cumplidas a lo que se refiere a la instalación de radares en los distintos puntos de la ciudad, ya sea fijos y móviles”, garantizó Vicente, quien agregó: “Creo que avanzamos porque en la comisión había una crítica de una postura de que no se estaban cumpliendo con todas las condiciones del convenio. La reunión fue fructífera y permitió que en los próximos días podamos zanjar esas diferencias”.

Consultado sobre esas dificultades descriptas, Vicente afirmó que “el convenio tardó mucho en aprobarse, luego se pusieron algunos condicionamientos que no estaban en su idea original con lo cual no está armónico, se agregaron cosas que no estaban previstas”.

“Hay una crítica de la comisión como de los propios prestadores, porque hace falta optimizar el programa y ese camino vamos a recorrer”, contó Vicente, en una señal de una falta de rentabilidad en los resultados obtenidos en los controles. “Tenemos en mira la seguridad vial, una movilidad urbana sustentable y la necesidad de controlar los accidentes de tránsito en vía pública”, concluyó el secretario de Gobierno.

Coment� la nota