Finalizó la batalla por Aleppo y Siria controla la ciudad

Rusia y el Ejército sirio detuvieron la ofensiva y acordaron la evacuación de los rebeldes que aún quedan.

Después de casi seis meses de intensos bombardeos de la aviación rusa y una decisiva ofensiva del Ejército sirio y las milicias de Hezbollah enviadas por Irán, las tropas de Bashar el Assad tomaron el control total de Aleppo y acordaron la evacuación de los pocos rebeldes que quedaban.

La batalla por esta histórica ciudad y principal centro comercial del país terminó con una contundente victoria del eje conformado por Moscú-Teherán-Damasco. Los grandes derrotados son las milicias rebeldes, entre las que había tanto laicos como islámicos moderados y fundamentalistas, que venían financiando Estados Unidos y sus aliados, entre ellos potencias regionales como Turquía y Arabia Saudita.

“Los combates en Aleppo oriental terminaron. Los rebeldes comenzaron a irse, y después de eso cesaron las operaciones militares”, afirmó el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin.

Los rebeldes del este de la ciudad alcanzaron un acuerdo con el Gobierno sirio para permitir su salida del área asediada. Los primeros cinco micros para llevarlos se esperaban dentro de unas horas: algunos se dirigían a la zona controlada por el Gobierno en el oeste de Aleppo y otros a la provincia de Idlib, controlada por la oposición, explicó una fuente rebelde. 

La evacuación será fiscalizada por dos potencias extranjeras que pelean en Siria: Rusia, aliado incondicional del gobierno de Bashar al Assad, y Turquía, un Estado que permitió el ingreso y egreso de combatientes opositores durante toda la guerra y que hace unos meses invadió el norte del país en conflicto para hacer retroceder a las milicias del Estado Islámico y las sirio-kurdas.

En el marco de la reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a los miembros del órgano que está informado sobre las negociaciones previas a esta tregua y anunció que el pacto "podría ser inminente".

"Apoyamos estos esfuerzos y estamos listos para ayudar a aplicar y supervisar un acuerdo de este tipo", prometió Ban, quien destacó que en las últimas horas se conocieron "informaciones creíbles" de que muchos civiles fueron asesinados en Alepo por bombardeos y ejecuciones sumarias cometidas por el Ejército sirio y sus milicias aliadas que avanzan sobre la devastada ciudad.

La oposición armada controlaba una parte importante de la importante ciudad de Aleppo desde 2012, apenas un año después del inicio de la guerra, y desde entonces resistía continuos embates del Ejército.

Sin embargo, a partir de mediados de este año, con la instalación de un asedio total, la situación escaló hasta niveles de destrucción y sufrimiento inéditos en este conflicto, que ya lleva más de cinco años y medio y mató a más de 300.000 personas.

Coment� la nota