Fíbiger pide un subsidio para mantener el servicio de lanchas

La falta de construcción de viviendas en Patagones hizo que muchos maragatos (empleados públicos rionegrinos que usaban este transporte) se mudaran a los nuevos barrios de Viedma. También influyó la facilidad en cuotas para comprar vehículos
La concejal vecinalista Stella Fíbiger elaboró un proyecto de resolución mediante el que solicita al Departamento Ejecutivo que tramite ante las autoridades de la Provincia el otorgamiento de un subsidio a la actividad de transporte de pasajeros en lanchas en las aguas del Río Negro que une a Carmen de Patagones con Viedma, a fin de garantizar un servicio acorde a las necesidades de la población.

Agrega la edil que en caso de no ser viable esta solicitud se analice la posibilidad de afectar alguna partida del presupuesto municipal destinada a este fin, o como gasto especial afectando recursos extrapresupuestarios.

La mejoría requerida por Fíbiger se refiere a contar con mayor cantidad de cruces del Río Negro en el día, en especial en los horarios de trabajo, con una mayor extensión horaria durante los días de semana y que también pueda darse, durante los fines de semana.

En los momentos en que este servicio se prestaba con normalidad de lunes a domingos, se debía al funcionamiento de cuatro o cinco lanchas que surcaban el río.

En la actualidad se encuentra una sola lancha haciendo el trabajo, pudiendo contar en los próximos días con otra que se encontraba en reparación, lo que igualmente no garantiza la asiduidad que la población necesita, ni la extensión horaria, ni la prestación los domingos.

Opinó la concejal que la situación se debe en gran medida “a que la actividad se ha vuelto poco rentable, y si bien existen lanchas habilitadas para entrar en funcionamiento, no existen prestadores que quieran dedicarse a su explotación, ya que se tienen gastos fijos diarios (combustible, boleteros, empleados que manejen las lanchas) que son bastante altos”.

“Si bien el servicio esta prestado por privados, se entiende que es un servicio público en virtud de que es masivo su consumo, como el transporte público de pasajeros en colectivo el cual se encuentra subsidiado, caso contrario sería imposible su subsistencia”, manifestó.

Relató que “lo que se restringe, al volverse poco rentable la actividad, es el acceso de la población en general a su utilización, su derecho a movilizarse por este medio para asistir a su trabajo, a su escuela, a distintas dependencias para realizar trámites, y sobre todo, que esto afecta a sectores de la población con menos recursos para movilizarse. En este punto precisamente es que se considera, que a pesar de ser una actividad realizada por privados, se necesita la intervención del Estado a fin de garantizar a un amplio sector de la población de Carmen de Patagones, el acceso a este medio de transporte, para cubrir sus necesidades y derechos básicos, como lo son el trabajo y la educación”.

Vacunatorio

En otro orden, Fíbiger presentó una iniciativa para solicitar al Ejecutivo proceda a la creación en el Hospital Municipal “Dr. Pedro Ecay” del Servicio de Vacunación, tal se ha creado el Servicio de Enfermería, la que involucraría acceder al cargo de la Jefatura del Servicio de Vacunación mediante concurso, como se realizará en los próximos días con las Jefaturas del Servicios de mucamas y de mantenimiento”.

La concejal tuvo en cuenta la nota presentada por las autoridades de A.T.E. planteando situaciones que se registran en el nosocomio local. Los trabajadores comunican en esa misiva diversas cuestiones que se suceden en el área de vacunación, entre ellas, episodios de violencia laboral en ese servicio, los que ya fueron tratados en el Concejo y presentada la solicitud de informes al área pertinente.

Además de este tema, se hace alusión a otros, como el reemplazo de parte de los integrantes del Servicio, quienes pidieron ser removidos en disconformidad por la falta de soluciones, e incluso la sustitución de la enfermera, que siendo jefa de servicio de consultorios externos, llevaba adelante el servicio de vacunación.

Fíbiger hizo alusión a “algo más grave aún, es el espacio físico donde el servicio se está brindando, que es entre los consultorios externos, donde acude la población con diferentes patologías, alguna de ellas contagiosas, y el servicio de vacunación es de atención de pacientes sanos, por lo que no corresponde que se venga prestando este servicio allí”.

ATE también informó que “el servicio de vacunación provoca ingresos económicos que permitirían, si se vuelcan al mismo objetivo, la conformación de un espacio físico acorde a lo tipificado por las autoridades de la Región Sanitaria Nº 1, ya que la O.M.S paga a precio dólar el valor da la vacuna colocada, y a través del Plan Nacer, reemplazado por el Plan Sumar, se paga a la institución $10,00 por vacuna colocada a personas sin obra social”.

“A todas luces se hace necesario intervenir en pos de brindarle a la población de Patagones, el mejor servicio de vacunación que esté al alcance de las autoridades, sobre todo garantizando la sanidad de todo aquel que concurre a vacunarse, impidiendo de esta forma la posibilidad de contagios que puedan ser masivos, en virtud de la concurrencia importante de gente a éste servicio, sobre todo en esta época del año”.

Coment� la nota