Farmacias de la ciudad reciben medicamentos vencidos o deteriorados para evitar la contaminación

Farmacias de la ciudad reciben medicamentos vencidos o deteriorados para evitar la contaminación

El Colegio de Farmacéuticos firmó un acuerdo con el Sistema Integrado de Salud Pública para llevar adelante la iniciativa. Se busca evitar la contaminación que estos residuos producen en la tierra y el agua.

El Colegio de Farmacéuticos de Tandil firmó un acuerdo con el Sistema Integrado de Salud Pública para llevar adelante una campaña de recolección de medicamentos vencidos o deteriorados, con el fin de evitar la contaminación que se genera cada vez que un vecino arroja residuos de ese tipo en el inodoro o en el cesto de basura.

La iniciativa surgió desde el Colegio de Farmacéuticos porque la gente no sabía dónde tirar sus medicamentos vencidos y deteriorados.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Tandil, Alejandra Berlari, explicó que la gente solía arrojar la medicación en la red cloacal a través de los inodoros o en los residuos comunes, y en ambos casos es muy contaminante para el medioambiente.

En ese sentido, indicó que como tienen una empresa que recolecta de cada una de las farmacias los residuos patogénicos que reciben un tratamiento especial con ellos, que está legislado, consideraron que era una “buena oportunidad para poder aprovechar y ofrecer esto a la comunidad”.

A partir de esa idea, hablaron con el Municipio y firmaron un acuerdo marco con el Sistema Integrado de Salud Pública a partir del cual las farmacias se ponen al servicio de esta red de recolección, y el Municipio se encarga de la promoción y la difusión del sistema de recolección.

Signos de deterioro

En cuanto a la forma de darse cuenta de que los medicamentos están en mal estado, indicó que “cuando se aja el blíster, pudo haber corrido riesgo porque al romperse pierde la esterilidad, pierde totalmente la pureza, cuando está ajado, ya es conveniente desechar”.

“También el blíster tiene la fecha de vencimiento, así que ahí también en caso de que hayamos tirado la caja, podemos verla ahí. Cuando por algún motivo ha sobrado algo de antibiótico, se llaman soluciones temporales, o sea duran un determinado tiempo, entonces hay que tirarlas. Salvo los analgésicos, antiinflamatorios, el resto de los medicamentos que utilizamos en tratamientos que después se terminan o no son completados es bueno que no permanezcan en la casa”, enfatizó.

Las farmacias adheridas

En cuanto a las farmacias adheridas a esta red de recolección, puntualizó que son prácticamente todas las que pertenecen al Colegio de Farmacéuticos, que son alrededor de 36.

“Nos van a identificar con un cartel que es azul y está en las vidrieras de todas las farmacias adheridas. Es un canasto donde se colocan los medicamentos, y dice: `Deposite aquí los medicamentos en desuso o deteriorados`”, señaló.

Además, adelantó que van a hacer una estadística para poder tener números concretos que les indiquen la cantidad de medicamentos que se desechan, que “si no estuviera este sistema de recolección estarían siendo desechados o en el cloaca o en los residuos comunes”.

“No nos movió algún número previo porque no lo tenemos, pero sí lo vamos a poder tener a partir de ahora. Lo que nos movió fue la prevención, porque sabemos que está sucediendo eso y que no es lo más sano para el medioambiente. Entonces, podemos hacer un aporte, teniendo algo que ya está funcionando. Es lo que intentamos hacer como una medida más preventiva”, sostuvo.

Por último, aclaró que la campaña no tiene fecha de finalización, siempre que las personas tengan que desechar un medicamento, van a poder acercarse a las farmacias, porque “nosotros esta red la tenemos siempre, y es importante aclarar que no es de residuos médicos, es de medicamentos deteriorados y en desuso, no descartables y otro tipo de residuos”.

Coment� la nota