En estado de crisis: farmacéuticos advierten por deuda del PAMI

En estado de crisis: farmacéuticos advierten por deuda del PAMI

A pesar del pago del anticipo del convenio, los profesionales reiteran su preocupación por la deuda contraída desde septiembre del año pasado y alertan una posible interrupción en la prestación.

Nuevamente los profesionales farmacéuticos se encuentran preocupados por las deudas que contraen las obras sociales estatales provinciales y nacionales. En este caso, desde la Confederación Farmacéutica Argentina comunicaron que se reunieron con las nuevas autoridades del PAMI “a quienes le hemos expresado la aguda situación que atraviesan las farmacias y hemos sido informados del estado de cosas”.

Sin embargo, aún a pesar de dicha reunión, los representantes de las más de seis mil farmacias expresan “su enorme preocupación por el atraso en los pagos de las prestaciones farmacéuticas del PAMI, que se remontan al mes de septiembre del pasado año”.

Sucede que, según advirtieron, los profesionales cobraron en el día de ayer el anticipo de la prestación según lo establece el Convenio; sin embargo, “desde hace casi 60 días no cobramos los saldos de esas mismas prestaciones, lo cual hace que las farmacias pierdan su capital de trabajo y se encuentren en graves dificultades para hacer frente a los compromisos económicos que todo establecimiento debe afrontar”, alertaron en un comunicado.

De esta manera, desde el 1° de septiembre todas las prestaciones realizadas por las farmacias a los jubilados, gran parte de ellas con cobertura al 100%, se encuentran parcialmente impagas, “lo cual es de por sí grave, pero lo es mucho más en un escenario de alta inflación como el que atravesamos que un medicamento dispensado hace cinco meses aún no haya sido cobrado en su totalidad”, advirtieron los profesionales

Al mismo tiempo, desde el COFA recuerdan que la deuda no es con los laboratorios ya que ellos “ya han cobrado por parte de las farmacias cada uno de los productos dispensados a los jubilados, le adeuda a las farmacias que reciben cotidianamente a sus pacientes y vecinos en un trato sanitario personal”.

Ante esta situación los farmacéuticos exigen a las autoridades del PAMI el diseño de un programa de pago que les permita salir de esta situación que los lleva “al límite de sus posibilidades lo cual pone en riesgo la normal continuidad de la prestación”.

Comentá la nota