De las escuelas a la calle

De las escuelas a la calle

Durante cuatro horas, los estudiantes pararon el tránsito en el centro porteño en reclamo de mejoras edilicias en los colegios y participación en la reforma curricular que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad. Evalúan levantar las tomas por las elecciones.

Estudiantes de más de 20 colegios porteños cortaron el tránsito sobre la Avenida de Mayo y 9 de Julio durante cuatro horas, en el marco del conflicto que mantienen desde hace casi un mes con el gobierno porteño, por el cual permanecen tomadas 14 escuelas en reclamo de mejoras edilicias y cambios en los programas curriculares.

Los jóvenes debatieron en una asamblea que efectuaron en la calle la suspensión de las tomas para intentar abrir un canal de diálogo y para favorecer la realización de las elecciones previstas para el domingo próximo en la ciudad de Buenos Aires. Pero no adoptaron ninguna resolución y hoy volverán a juntarse en cada escuela para continuar la discusión, por lo que “a la noche tendremos una decisión al respecto”, dijo Cristofer Loyola, estudiante de la escuela Julio Cortázar.

Los estudiantes se desplegaron entre las 14 y las 18 en la esquina de Avenida de Mayo y 9 de julio y cortaron totalmente el tránsito, tanto en los carriles centrales como en los laterales, lo que produjo un gran embotellamiento en todo el centro porteño. Participaron de la protesta cientos de estudiantes de diversas escuelas secundarias que mantienen tomas y otras que no están en esa posición pero adhieren al reclamo, junto a padres y docentes.

Malena Rinesi, estudiante del Colegio Mariano Acosta, dijo que con esta acción “buscamos que la gente pueda ver el reclamo que estamos haciendo, respecto de nuestra resistencia a la reforma curricular que esta aplicando el macrismo”. “La idea era definir cuándo se levantaban momentáneamente las tomas; si el día de mañana o el viernes, ya que los establecimientos públicos tienen que estar libres para las elecciones”, expresó. Y agregó: “Los principales reclamos que incluyen a todos los colegios son la participación de la comunidad educativa en la reforma curricular en el ciclo orientado, por un lado, y también, las mejoras edilicias integrales en todos los colegios públicos”.

Por su parte, Carla Contreras, de la escuela de Danzas N°1 de Liniers, expresó que la reforma curricular tal como está planteada “nos recorta la carrera artística y se nos superponen los turnos. También pedimos que nuestro título sea a nivel nacional, porque por ahora solo nos vale en Capital”.

Paula Dorrego, del colegio Julio Cortázar, indicó que el reclamo es por una “educación de calidad para todos, ya que hace ocho años que viene bajando el presupuesto para educación y los techos de los colegios se viene cayendo a pedazos, literalmente”.

Marcela Domingo, madre de una alumna de la Escuela Aída Mastrazzi, destacó que los chicos “hace muchos años que no tienen respuestas a sus demandas, nos llevan de un lado al otro con promesas incumplidas, entonces necesitamos que se cumplan los compromisos, por el bien de nuestros hijos”.

Por parte de los docentes, que se encontraban en el corte, Gabriel Lubo, secretario adjunto de Ademys, indicó que “los nuevos lineamientos curriculares y la oferta curricular, elimina alrededor de 140 titulaciones diferentes y las reduce a 13 bachilleratos, por lo tanto empobrece la oferta educativa y se produce una reducción de contenidos, de materias y de orientaciones”.

Las tomas fueron decididas por estudiantes agrupados en la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) y se iniciaron el 29 de mayo pasado con la ocupación del colegio Lola Mora a los que le siguieron el Lenguas Vivas, Lengüitas, Falcone, Cortázar y Agustín Tosco, entre otros.

Coment� la nota