Escándalo en la UNJu: Arnau acusó a decanos por hechos de violencia en sesión del Consejo Superior

Escándalo en la UNJu: Arnau acusó a decanos por hechos de violencia en sesión del Consejo Superior
El rector de la Universidad Nacional de Jujuy, Enrique René Arnau, denunció que los hechos de violencia ocurridos ayer en la sesión extraordinaria del Consejo Superior fueron incitados por los decanos de las facultades de Humanidades y Ciencias Agrarias. Un estudiante le arrojó agua en la cara al rector y se desató una batahola, con un herido y destrozos.

En declaraciones radiales, Arnau dijo que un joven sufrió heridas de consideración en un brazo y que otras personas que estaban en el lugar fueron golpeadas por grupos que relacionó con el decano de Humanidades, Ricardo Enrique Gregorio Slavutsky y el decano de Ciencias Agrarias, Mario Bonillo.

La UNJu, en su cuenta de Facebook, aseguró que los destrozos en el Salón de los Rectores -donde se llevó a cabo la sesión-, fueron causados por los “alumnos de la Toma”.

La sesión se extendió por más de dos horas debido a las “permanentes interrupciones, gritos, burlas e insultos descalificadores por parte de los alumnos autodenominados de la Toma hacia sus compañeros estudiantes y el resto de los presentes que no comparten sus métodos autoritarios y en especial a cada uno de los oradores consejeros que presentaban sus propuestas”, explicaron voceros del Rectorado.

Añadieron que todo “terminó violentamente cuando uno de los integrantes de La Toma lanzó una jarra de vidrio hacia la persona del rector Dr. Ing. Enrique Arnau. Este acto irracional desató más violencia de parte de los alumnos de La Toma, golpes, roturas de vidrios, amenazas de muerte, puertas y ventanas violentadas, autos dañados, estudiantes saltando sobre mesas y sillas, e insultando a todas las autoridades, consejeros superiores, consejeros alumnos, personal docente y personal no docente, que acompañaban a las autoridades o simplemente cumplían con tareas relacionadas a su labor diaria”.

Revelaron que un alumno “resultó salvajemente golpeado, herido en un brazo y con diversos hematomas por el brutal ataque de una de las patotas integradas por los alumnos de La Toma, por lo que debió ser trasladado a un nosocomio local. La misma suerte corrió una señora que cumplía las funciones de servicios generales, quien también fue golpeada por esta patota. La violencia vivida es digna del más absoluto de los rechazos, resulta inaceptable y repudiable por la Comunidad Universitaria y por toda persona de bien”, resaltaron fuentes de la UNJu.

Por su parte, la Asamblea Interfacultades expresó que en la sesión del Consejo Superior se profundizó el conflicto de lucha por el comedor estudiantil debido al desconocimiento de las autoridades al acuerdo firmado tras el levantamiento de La Toma.

Además denunció que el rector generó un clima de violencia al prohibir el ingreso de estudiantes a la sesión “siendo que un sector del estudiantado, afín a su gestión, ya se encontraba en el interior del Rectorado, custodiados por un número triplicado de guardias de seguridad privada. En este contexto de autoritarismo y no apertura al dialogo, fueron vetadas las mociones de orden del Consejo Superior y las presentadas por diversos Consejeros, queriendo silenciar también las voces estudiantiles que solicitaron la expresión de sus posturas”.

“Repitiendo el cuestionado mecanismo de la sesión del 27/11/2013; la Presidencia del Consejo Superior intento apresurar la votación sin profundizar el debate ni las explicaciones pertinentes, imponiendo la aprobación de un proyecto alternativo que va en contra de lo acordado y que prioriza un modelo elitista y clientelar de la Universidad, en perjuicio de la Educación pública e inclusiva”, agregó la asamblea.

Los estudiantes nucleados en la asamblea rechazaron el proyecto de comedor planteado por el rector al considerar que se contradice con el acuerdo firmado para poner fin a la toma del Rectorado. “Ni viandas, ni becas ni negociados”, reclamaron.

Coment� la nota