Energía renovable para el parque Iberá, antes de fin de año

Energía renovable para el parque Iberá, antes de fin de año

A la fecha, son 13 las áreas protegidas del país en las que se avanzó con la instalación de equipos y autoabastecimiento. Los esteros correntinos ingresarán en una segunda etapa.  

En el marco del Programa de Fuentes de Energía Renovable en Áreas Protegidas Nacionales, la Administración de Parques Nacionales (APN) lleva adelante desde 2018 la instalación de sistemas solares en reservas, con el fin de promover la conversión de servicios energéticos a sistemas de fuentes renovables.

En este sentido, el área de Energías Renovables de la Dirección Nacional de Infraestructura del organismo desarrolló un relevamiento de la situación energética de los parques nacionales, abarcando el análisis económico, la evaluación de la fuente ideal en relación con cada situación geográfica, la licitación y compra de equipos y su mantenimiento por parte de personal de la APN.  El objetivo del programa es la independencia de las áreas protegidas en cuanto a la producción de energía necesaria para su funcionamiento, orientada a sistemas sustentados en radiación solar y fuentes eólica o hidráulica, según  los lineamientos a nivel nacional de diversificación de la matriz energética.

Para ello se llevó adelante la adquisición de más de cuarenta sistemas completos de generación fotovoltaica que están siendo instalados por personal de la APN para el abastecimiento energético en base a fuentes solares en trece áreas protegidas identificadas como prioritarias por su situación crítica en este aspecto. 

Si bien la puesta en marcha de los sistemas ya comenzó, se prevé que, antes de fin de año, el parque nacional Iberá disponga ya de la provisión de energía por medio de paneles. Además de los esteros correntinos, se prevé concluir las obras en Monte León, en la provincia de Santa Cruz; Nahuel Huapi, en Río Negro y Neuquén; Sierra de las Quijadas, en San Luis; Quebrada del Condorito, en Córdoba; Baritú y Los Cardones, en Salta; Tierra del Fuego y la Reserva Natural Formosa, en las provincias homónimas.

Primeros beneficiarios

Como resultado de estas acciones los parques nacionales Los Alerces y el lago Puelo, en Chubut, y Perito Moreno, en Santa Cruz, se abastecen actualmente casi en su totalidad con estos sistemas. Mientras que el parque nacional Ciervo de los Pantanos, en Buenos Aires, cuenta con este servicio en áreas estratégicas de mayor acceso público con el fin de cumplir el objetivo de difusión y concientización del uso de energías limpias.  

A su vez, a la par de las nuevas obras de infraestructura del sistema se realizó la instalación y puesta en marcha de un sistema fotovoltaico en el parque nacional El Impenetrable, en Chaco, para abastecer de energía a dos módulos habitacionales en el área protegida y otro en el parque nacional Calilegua, Jujuy, destinado a la Seccional Mesada de las Colmenas.

Objetivos 

La iniciativa se inscribe en la necesidad de optimizar el consumo energético en los parques nacionales, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los factores susceptibles de contaminación. Se apunta de esta forma a implementar progresivamente estos sistemas de energía alternativa tanto en el mejoramiento de la infraestructura energética existente como a través de su incorporación en futuras obras. Estos sistemas autónomos de generación permiten mejorar la calidad del servicio de energía en las áreas protegidas aisladas sin acceso a la red eléctrica convencional y trae aparejados beneficios tales como la iluminación de caminos de acceso, la instalación de sistemas de cobro electrónico de ingreso y la mejora de los sistemas de comunicaciones.

Por otra parte, la instalación de estos sistemas de generación de energía limpia en las áreas protegidas resulta significativa para promover la concientización en torno al cuidado ambiental en la sociedad.

Coment� la nota