Ébola: Capacitación en el uso adecuado de trajes para tratar casos sospechosos

Ébola: Capacitación en el uso adecuado de trajes para tratar casos sospechosos

El ministro de Salud Pública, Jaime Parra Moreno, encabezó la primera instancia de capacitación para el personal sanitario acerca del manejo de Equipos de Protección Personal (EPP) que se debe utilizar en el caso de que haya pacientes que presenten síntomas compatibles con la enfermedad por el virus del Ébola (EVE).

“Recibimos nuevos equipos que serán utilizados por los profesionales, en caso de poner en marcha los protocolos de emergencia para la atención de potenciales pacientes”, comentó Parra Moreno, tras aclarar que durante la jornada de trabajo el personal sanitario ensayó cómo manejar los equipos de protección, tanto sobre su colocación como de retirada.

Así, es que recibieron las instrucciones específicas respecto del uso adecuado de los trajes, especialmente, en el desecho de los mismos, cuya manipulación es clave para evitar el contagio. “La vestimenta permite la protección integral del profesional sanitario en el momento de tomar contacto directo con personas o materiales infectados por ese virus y posterior al usado, deben ser cuidadosamente retirados y desechados para evitar la contaminación/inoculación de uno mismo y minimizar la contaminación del ambiente”, sostuvo.

Acerca del EPP para asistir a posibles pacientes sospechosos de padecer Ébola, la directora Epidemiología, Bettina Irigoyen, especificó que se trata de equipos constituidos por material para proteger las mucosas de los ojos, nariz y boca, la cabeza y la nuca; compuesto por mamelucos, batas externas, guantes, barbijos, antiparras, cascos con pantallas, botas y protector de botas.

Para finalizar, señaló que el EPP será distribuido entre los equipos sanitarios de las Direcciones de Epidemiología, Emergencias Medicas y personal del hospital “Julio C. Perrando”, lugar definido para la recepción, atención y abordaje de los posibles casos sospechosos de portar el virus que llegaran a ingresar a Chaco.

Participó además de la jornada, la subsecretaria de Promoción y Prevención de la Salud, Carolina Centeno. Cabe remarcar que esta medida forma parte del protocolo de actuación diagramado por el Ministerio de Salud Pública, en consonancia con la cartera sanitaria nacional, tras la alerta anunciada por la Organización Mundial de la Salud, este 8 de agosto pasado.

Acerca del virus del Ebola

El EVE es considerado una patología severa con una alta tasa de letalidad que va del 50 al 90 por ciento y afecta a personas de todas las edades. El virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Se considera como “caso sospechoso” a toda persona que tenga fiebre (mayor a 38°); haya tenido contacto con algún caso confirmado de Ébola en los 21 días anteriores a la aparición de síntomas y que haya viajado a regiones con circulación confirmada del virus. Otros síntomas de la enfermedad son dolor muscular, de cabeza y garganta y debilidad. La enfermedad evoluciona con vómitos, diarrea, rash, fallo renal y hepático y hemorragia masiva interna y externa. En el estadio final, los pacientes desarrollan un fallo multiorgánico.

Recaudos a considerar

No hay una vacuna o medicamento para prevenir la infección por el virus del Ébola, la única forma de prevenirla en caso de tener que viajar a la región afectada es adoptando los siguientes recaudos: evitar entrar en contacto con fluidos corporales (sangre, sudor, saliva, etc.) de personas o animales infectados; no manipular objetos cortantes (como agujas) y elementos personales que puedan estar contaminados con ellos y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

Coment� la nota