Desde la Planta de Reciclaje de Nemesio Parma alientan a los emprendedores a reutilizar materiales acopiados y contribuir en la economía circular

Desde la Planta de Reciclaje de Nemesio Parma alientan a los emprendedores a reutilizar materiales acopiados y contribuir en la economía circular

El Ing. Civil Héctor Cardozo, director general Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos de la Planta de Reciclaje de Nemesio Parma, se refirió al trabajo realizado en el lugar y sostuvo que se trata de “mejorar el tratamiento de los residuos” mediante la separación, reutilización y valorización de los desechos.

En diálogo con Misiones Online, aseguró que “el problema de los residuos es mundial, no solamente acá, pero desde la municipalidad de Posadas desarrollan acciones destinadas a revalorizarlos. Por eso iniciamos con una prueba piloto de separación de residuos en Villa Sarita y el microcentro para ‘medir’ el compromiso de la ciudadanía”.

En ese sentido, manifestó que el éxito de estas campañas dependen de la infraestructura -camiones recolectores, planta de reciclaje, etc.- y asimismo del apoyo de los vecinos, sumándose a la causa. “En el centro hay 150 contenedores sustentables para que pongan metal, papel, cartón, vidrio y plástico que luego se traen a Nemesio Parma, donde se montó una planta de separación y clasificación”, explicó.

Según especificó Cardozo, existe un tratamiento diferente por cada tipo de residuo: en primera instancia, cuando llega el camión con los desechos, se vuelcan en un playón donde se realiza una pre-clasificación para separar las cosas de gran tamaño de aquellas que son de menor volúmen.

Paso siguiente, los de menor tamaño que quedaron sobre el playón se trasladan a otro espacio de la planta donde, mediante un trabajo manual, los trabajadores los separan por materiales. “Están capacitados para tomar un producto diferente: plásticos, cartón, papel blanco, aluminio o metal. Cada uno de ellos caen en bolsas separadas que luego se llevan a una prensa y los compactan”, contó.

“Lo que no se pudo separar sigue por la cinta y va hacia un camión compactador convencional que hace el mismo circuito que el resto de la basura de Posadas: a la planta de transferencia y al relleno sanitario”, acotó.

Economía circular

Todo el proceso desarrollado hasta el momento corresponde a una primera etapa que apunta a minimizar la cantidad de basura que se dirige al relleno sanitario. La segunda, en tanto, tiene por objetivo contribuir a la economía circular, es decir: “Se consume, se tira, se separa, se le da algún aprovechamiento y vuelve a la economía en forma de un producto nuevo”. 

Partiendo de esto, el director general de GIRSU aseguró que, en conjunto con otros organismos, buscan dar a conocer la propuesta y que así se generen emprendimientos que precisen de dichos materiales. “La idea es no monetizarlos, porque en realidad no es un gran ingreso económico pero sí puede ser de mucha ayuda para un emprendedor”, manifestó.

Hasta ahora, según explicó, todo lo que se recicló permanece acopiado bajo techo, a la espera del surgimiento de proyectos que los requieran.

Alentar al cambio

Pese a que la gran mayoría de los vecinos posadeños que contribuyeron a la causa separando sus residuos y depositándolos en el contenedor correspondiente, el Ingeniero Civil afirmó que también hubo gente que no respetó las indicaciones y utilizaron los contenedores especiales para tirar el resto de la basura.

“Tenemos que apuntar hacia esa gente y tratar de que se sumen a este cambio porque una bolsa de desechos normal mancha el resto de los residuos, por lo que se arruina el esfuerzo de los demás vecinos. Debemos generar un mensaje que llegue a todos y así entiendan que es algo importante”, añadió.

Balance hasta la fecha

Consultado sobre las cifras generales de lo obtenido en materia de residuos, afirmó que del total de basura que ingresa a la planta, pueden separar alrededor entre un 20 y 22%. “Significan seis mil kilos por mes. Podríamos llegar a separar el doble o el triple solamente si los vecinos entendieran que el contenedor sustentable es para los desechos inorgánicos”, lamentó.

De ese porcentaje de materiales separados, más del 50% es cartón, luego le siguen plásticos pet (botellas) y papel blanco. 

¿Y los desechos producto de las podas?

La basura generada por las podas de árboles también reciben su tratamiento en la planta: “Dentro de la gestión de los residuos sólidos y urbanos, también tenemos que darles respuestas a los desechos voluminosos, principalmente restos verdes de podas”, explicó.

Al llegar a Nemesio Parma, son clasificados en tres tipos de ramas: 

–De mucho contenido verde (hojas): se hacen chips que luego son destinados a la elaboración de compost (abono orgánico).

-Ramas grandes: se hacen chips que luego se tiñen y son utilizados en parquizados.

-Troncos: se cortan y se distribuyen en merenderos y/o comedores como leña para cocinar. 

Comentá la nota