Denuncian que el Ministerio de Salud está detrás de matanza de perros en Deán Funes

Denuncian que el Ministerio de Salud está detrás de matanza de perros en Deán Funes
Medardo Ávila Vázquez, ex subsecretario de Salud municipal, afirmó que le propusieron esa práctica cuando era funcionario. El objetivo “sanitario” sería evitar la leishmaniasis, una enfermedad que transmite un mosquito que consume sangre de canes.

El médico Medardo Ávila Vázquez, ex subsecretario de Salud de la Ciudad de Córdoba y coordinador de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, denunció que la matanza de perros en la ciudad de Dean Funes es parte de una “política sanitaria” del Ministerio de Salud de la Provincia, cuyo objetivo es detener el ingreso de la leishmaniasis, una enfermedad que trasmite un mosquito que se que consume sangre de perros y mamíferos silvestres.

Según afirmó el especialista a este diario, la Provincia, en forma secreta, encargaría la aniquilación a las empresas de control de plagas que fumigan contra el dengue o desratizan. “Hay una o varias empresas de control de plagas que están haciendo su trabajo matando sistemáticamente perros callejeros. Estas empresas, las mismas que realizan desratizados o fumigan para combatir el dengue, también realizan estos ‘operativos’”, señaló.

Ávila Vázquez afirmó que, cuando se desempeñó como subsecretario de Salud durante la intendencia de Daniel Giacomino, “quisieron incluirnos en este plan y nosotros no estábamos para nada de acuerdo”. “Creo que (actualmente) la Municipalidad aún no participa y son políticas del doctor (Oscar) González, por el jefe de Gabinete de la Provincia, y del doctor (Carlos) Simon (por el ministro de Salud). Cabe recordar que González estuvo a cargo de la cartera de Salud durante el gobierno de Juan Schiaretti.

“Esto se hace desde hace unos tres años por lo menos, desde que yo tengo información”, agregó el profesional, y dijo que hace dos años, en el barrio Santa Cecilia (zona del Padre Claret) de la ciudad de Córdoba, aparecieron más de 20 perros muertos. “la gente creyó que andaba un psicótico asesino matando animales; encontraron todos los cadáveres acumulados juntos como para ser cargados en un camión. Ahí una empresa estaba trabajando, secretamente”, remarcó.

“Hace también no mucho tiempo los vecinos de Valle del Sol encontraron una fosa llena de cadáveres de perros muchos, cientos, semiquemados, era la fosa común de una de estas empresas. En Totoral hace un par de meses aparecían perros muertos a montones y en Deán Funes, en febrero de este año, ya habían encontraron como 60 perros muertos”, detalló el médico, y sostuvo que tomó conocimiento de un plan oficial para matar no menos de cincuenta mil perros en Santiago del Estero, todo en el marco del supuesto “objetivo sanitario”. El médico admitió no tener documentación para acreditar su denuncia y remarcó que se trata de “planes secretos” de las autoridades epidemiológicas.

“El Gobierno no puede salir a decir que planea matar quinientos mil perros en dos años en Córdoba. Tampoco se anima a alertar y comenzar a educar porque se viene esta enfermedad, que es es mucho más grave que el dengue, porque es su responsabilidad el desmonte y el descontrol de las fumigaciones en toda la provincia”, afirmó. Según dijo, el exterminio de perros se discutió también en el Ministerio de Salud Nacional ya en 2008. “Yo creo que los contratos de estas matanzas caninas están incluidos en los contratos a las empresas que trabajaron en las fumigaciones por Dengue en este último tiempo. Por allí blanquean con otro título las acciones, como control de plagas en términos genéricos, deslizó.

El objetivo “sanitario”

El objetivo “sanitario” de la matanza sería, según la denuncia del médico Ávila Vázquez, evitar que la leishmaniasis siga bajando de norte a sur. “Esta enfermedad es generada por un parásito pequeñito que trasmite un mosquito, una pequeña mosquita de los montes, que consumen sangre de mamíferos silvestres y perros. El mosquito (lutzomia) busca alimentarse picando a los perros, entra a las ciudades y trasmite la enfermedad a los humanos. En nosotros es una enfermedad muy grave”, explicó. “La enfermedad se está extendiendo hacia el sur, es un problema grave en Misiones y Corrientes, hay más de 100 muertos en los últimos cinco años y seguirá avanzando a medida que terminan con los montes y matan a toda la fauna. “La estrategia sanitaria de los brillantes epidemiólogos del Ministerio es seguir con lo que generó el problema: ahora matar los perros con agrotóxicos, porque se murieron todos los mamíferos del monte por el desmonte y las fumigaciones”, agregó. “Para mí una barbaridad, porque paralelamente se desfinanció el programa de castración y se aprobó una Ley de desmonte que agrava la situación”, dijo.

Coment� la nota