Denuncian caso de posible mala praxis

Denuncian caso de posible mala praxis

Una mujer de 40 años fue a operarse de cálculos al Sanatorio Los Alerces y terminó en coma. El abogado Marcos Cella presentó la denuncia.

La familia de Miriam Noemí Rearte vive una pesadilla desde hace una semana. La mujer, de 40 años, fue a operarse de cálculos en la vesícula, al Sanatorio Los Alerces, y tuvo dos paros cardíacos en el quirófano, por lo que está en coma desde el viernes pasado. El abogado Marcos Cella presentó una denuncia por presunta mala praxis médica en el Ministerio Público de la Acusación, que ayer inspeccionó el lugar para buscar documentación y constatar el estado de salud de la mujer, que respira con ayuda mecánica. El médico que la operó "acusó al anestesista", dijo el letrado.

Según el relato del patrocinante, Miriam fue a atenderse por un dolor abdominal. Allí le diagnosticaron que tenía piedras en la vesícula, y se programó una operación para el día siguiente. El sábado 29 de noviembre llegó a las 9.15 al Sanatorio Los Alerces, de San Juan 3430, donde el mismo médico la operaría, aunque sus dolores habían mermado. Es que como la familia (tiene hijos de 2, 14 y 18 años) tenía programado un viaje a Mendoza, ella quiso estar bien de salud. "No volvió nunca más. Tuvo dos paros cardíacos y permanece en coma", lamentó Cella.

Desde el fin de semana pasado, el esposo de la mujer y su hijo mayor hicieron varios reclamos en el sanatorio. "Cuando apareció el médico, les dijo que él hizo lo que tenía que hacer: le sacó las piedras y se fue; y todo estaba bien". Ante esa respuesta, Walter, el hijo mayor del matrimonio, lo indagó "¿Qué me está diciendo? ¿Que la culpa es del anestesista?", a lo que, según detalló el abogado sobre esa conversación, éste le dijo "que sí".

Sumado a ello, la familia denunció que el médico anestesista les dijo que "era la primera vez que le pasaba, porque lleva hechas muchas anestesias". Frente a esto, el mayor temor de la familia es "que le quiten el soporte artificial, por lo que hoy pedimos a la Justicia que se presente un médico forense y constate el estado de salud de la mujer; y qué riesgos hay".

En tanto, ayer por la tarde, la fiscal Mariana Prunotto se presentó en el efector, donde solicitó toda la documentación relacionada con la paciente y se secuestró la historia clínica.

"La familia no puede más. La nena de dos años le pide a la madre que vuelva. Y el parte médico de ayer (por el jueves) habla de horas de vida", indicó Cella, quien destacó que la fiscalía actuó con celeridad. Además, dijo que "no van a parar hasta que se sepa por qué pasó esto: quieren que su mamá salga de esta situación, que les expliquen qué pasó y quién tuvo la culpa de que esto esté pasando. La familia está desahuciada, no para de llorar porque lo único que les dijeron es que está grave. Su mamá solamente se iba a sacar un cálculo en una operación programada, y le pasó esto. Su marido está hace seis días en ese lugar esperando respuestas", dijo.

Coment� la nota