La crisis golpea al comercio: este año cerró el 15% de los locales

La crisis golpea al comercio: este año cerró el 15% de los locales

Un relevamiento de la UCIP señaló que "entre el "10 y el 20%" de los comercios bajaron la persiana. La arteria más afectada fue Juan B. Justo. La caída del consumo y el aumento en alquileres y servicios, las principales causas.

La crisis económica que sufre el país en los últimos meses golpeó con dureza al comercio. La rotunda caída del consumo en general tuvo su efecto en los pequeños y medianos negocios: muchos tuvieron que bajar la persiana.

Desde hace varios meses se puede observar en los distintos centros comerciales de Mar del Plata el cierre de muchos locales. A falta de poco más de un mes para finalizar el año, la ciudad terminará el 2018 con una estadística preocupante: alrededor del 15% de los comercios de la ciudad cerraron.

El dato se desprende de un relevamiento realizado por la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) que señala el cierre de entre el “10 y el 20%” de los locales. La estadística varía según la zona que se analice. Por caso, el histórico paseo comercial de la Avenida Juan B. Justo es el más castigado: allí la cifra de cierres asciende al 20%.

En la caída del consumo reflejada en un derrumbe en las ventas y en la suba en el precio de los alquileres y servicios, se encuentran las principales explicaciones de la situación que atraviesa el comercio.

El presidente de la UCIP, Raúl Lamacchia, le dijo a LA CAPITAL que “la inflación que se ha generado en estos últimos meses no era la prevista y ha perjudicado el nivel de ventas del sector comercial”.

“Afectó su rentabilidad porque ha habido aumento de insumos y servicios de una manera que no han podido ser absorbidos por el comercio, sobre todo por la caída en las ventas. Todo esto crea un panorama complicado. El mismo gobierno ha anunciado que vamos a tener una recesión bastante fuerte hasta marzo”, agregó.

Más allá del cierre de muchos comercios, también hubo otros que abrieron y apostaron en un momento complicado. Sin embargo, la diferencia entre los que bajaron la persiana y los que surgieron es notoria.

“El sector comercial es muy dinámico, tiene mucha natalidad (comercios que se abren) y otros que cierran. Hoy la diferencia entre uno y otro arroja que van quedando locales desocupados por más tiempo que el habitual”, explicó Lamacchia.

En referencia al porcentaje de negocios que cerraron, Lamacchia remarcó que en algunos centros comerciales la cifra está alrededor del 10%, mientras que en otros, como el de Juan B. Justo, es del 20%. “Hay diversidad en las distintas calles comerciales, es un reflejo que se ha dado siempre en períodos difíciles”, apuntó. Sobre el mayor porcentaje en Juan B. Justo, el titular de la UCIP explicó que “no se debe un motivo particular”.

Lamacchia remarcó que el actual es el año “más difícil” de los últimos. “Hemos tenido años muy difíciles. De estos últimos tres años, estamos en la situación más complicada”, afirmó.

A la hora de hacer una comparación con otros períodos de crisis que atravesó el país en las últimas décadas, el presidente de UCIP aseguró que “hoy estamos con ciertas dificultades que nos hacen recordar a períodos como el de Martínez de Hoz (1976), la crisis del ’89 y del 2001”. “Hay ciertos parámetros similares. Pero todavía estamos lejos de estar en esa situación”, aclaró.

La temporada

Luego de un año muy complicado, la llegada de la temporada de verano genera expectativas en los sectores vinculados al turismo y el comercio es uno de ellos.

“La temporada puede ser una revancha para los sectores productivos de la ciudad”, pronosticó Lamacchia.

“Tener un tipo de cambio alto permite pensar en tener un aumento del turismo receptivo porque se han encarecido los viajes al exterior. Hoy es más económico vacacionar en nuestro país. Y eso puede ayudar”, dijo.

A lo largo del año, algunos fines de semana largos han significado un impulso en el sector mientras que, en muchos casos, las promociones y descuentos, han sostenido as ventas.

“Hemos lanzado un Black Friday hace un mes y fue exitoso. El Banco Provincia ha lanzado descuentos. Son cuestiones que sirven para amenguar esta situación y ayudar a que haya consumo, aún a menores precios de los habituales”, cerró el titular de la UCIP.

Casos emblemáticos

Los cierres de comercios que se produjeron durante el año no tuvieron contemplaciones con la historia ni con las tradiciones. Comercios con décadas de trabajo ininterrumpido tuvieron que bajar la persiana.

Uno de ellos fue Calzados Silvio Nucera, uno de los comercios más tradicionales de la Peatonal. A lo largo de 40 años, generaciones de marplatenses pasaron por el local que en abril tuvo su cierre definitivo.

“Prefiero terminar ahora y no estrellarme, porque si sigo así termino mal”, le explicó a LA CAPITAL Juan Bagnato, encargado de Calzados Silvio. “Los números no dan, son demasiados los gastos y ya no podemos seguir”, advirtió.

Casi en simultáneo, cerró la sucursal de Sartore Trajes de la calle Córdoba está desde 1991.

“Es un momento difícil. La suba de los alquileres y un montón de situaciones que generaron esta problemática no nos han dejado seguir con el local. Las ventas bajaron mucho en los últimos tiempos”, explicó el encargado del local, Osvaldo Lemmi.

Otro comercio emblemático que cerró fue el almacén naval Nuncio De Rosa. La tradicional empresa del Puerto, bajó la persiana después de más de cuatro décadas y quedaron casi 40 empleados en la calle.

El avituallamiento de buques de pesca fue abierto en Mar del Plata 1976 por Nuncio de Rosa, un pescador napolitano que ya tenía un taller de construcción y reparación de redes.

Además, Fortín, la tradicional firma marplatense destacada por la alta calidad en calzado, indumentaria y accesorios de cuero, cerró su fábrica ubicada sobre la calle Alberti, luego de 74 años.

Coment� la nota