Crece el temor por perder el trabajo entre los marplatenses

Crece el temor por perder el trabajo entre los marplatenses

El índice se incrementó dos puntos tras las elecciones del 11 de agosto, según un relevamiento de la Unmdp. La posibilidad de conseguir un empleo es más negativa.

El Gobierno Nacional no le encuentra solución a la crisis económica y el miedo a perder el trabajo crece día a día: a más de la mitad de los marplatenses le preocupa perder su fuente de trabajo, según reveló el 1º Informe del Observatorio de la Dinámica Laboral del Partido de General Pueyrredon (Odil) de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp).

En concreto, el relevamiento determinó que el 57,5% de los encuestados tiene preocupación a perder el trabajo, lo que representa un incremento del 2% en comparación con los datos de abril pasado, previo a las elecciones Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso), mientras que las esperanzas de conseguir una fuente de empleo son pocas: 6 de cada 10 marplatenses cree tener una baja o nula oportunidad de encontrar un trabajo en este contexto socioeconómico, considerando así que la empleabilidad era mayor hace un año.

El panorama no es alentador en tiempo signados por los aumentos de los productos básicos que provocan una caída del poder adquisitivo de los trabajadores. En este sentido, más del 70% de los encuestados colocan el aumento del desempleo y del trabajo no registrado entre sus principales preocupaciones. Las expectativas para el tercer trimestre, si bien son eminentemente negativas, tienen un mayor porcentaje de personas que cree en un estancamiento de estas problemáticas.

El estudio, dirigido a 722 trabajadores de la Confederación General del Trabajo (CGT) seccional Mar del Plata, se realizó tanto en julio, en la semana previa a las vacaciones de invierno, como en agosto, en la semana posterior a las elecciones Paso en las que el Gobierno de Cambiemos sufrió un duro revés por parte del electorado en líneas generales.

En esta oportunidad se encuestaron personas de 18 a 73 años, con un promedio de 43 cada una. La mayoría de ellos son (63%) hombres, mientras que el porcentaje restante se divide entre mujeres (36,4%) y transexuales. En tanto, 7 de cada 10 trabajadores consultados se desempeñan en el sector privado. Del total, un 61% afirmó estar satisfecho con la situación laboral actual. En contraposición, alrededor de un tercio (33,9%) está poco satisfecho o nada satisfecho.

Antes de las elecciones se presentaba una concentración de respuestas en autoempleabilidad baja con casi la mitad de la población encuestada (49,3%). Luego de las Paso se incrementó la dispersión de respuestas, disminuyendo 10 puntos la opción baja y aumentando entre dos y cuatro las opciones alta, media y ninguna. "Estos cambios, que son preferentemente en sentido positivo, se encuentran explicados principalmente por las respuestas de trabajadores del sector público", señalaron.

La percepción de la población trabajadora del sector público sobre la posibilidad de conseguir trabajo hace un año es más negativa que la del sector privado. En rigor, el 11,6% del personal del sector público considera que tenía altas o muy altas posibilidades, y el 49% bajas o nulas. En cambio, en el sector privado esos porcentajes fueron de frente al 18,6% y del 45,5%. "Este resultado es realmente llamativo, dado que el sector privado viene siendo más castigado en cuanto a destrucción neta de puestos de trabajo", advirtieron.

Además, ante el aumento del desempleo, el 57,5% asegura conocer a alguien cercano que se quedó sin trabajo en el segundo semestre del 2019, siendo el Comercio la rama más golpeada (33%). Ante esta situación, sumado a la caída del salario real o la pérdida del puesto de trabajo, nuevos integrantes de la familia se ven obligados a buscar un trabajo.

Coment� la nota