Crece la cantidad de usurpaciones en Junín: calculan que ya son más de mil

Crece la cantidad de usurpaciones en Junín: calculan que ya son más de mil

Es la cifra aproximada de viviendas y terrenos que fueron tomados por desconocidos sin ningún documento que los habilite a hacerlo, según indicaron desde la Federación de Sociedades de Fomento. Preocupación en los barrios por la proliferación de “okupas”.

Apoderarse de una propiedad ajena o intentar hacerlo son acciones que están creciendo a ritmo vertiginoso en Junín, con todo lo que ello implica no solo por tratarse una usina de conflictos sino por tratarse de maniobras ilegales que no siempre se resuelven de un momento a otro en los juzgados judiciales. 

Voces del fomentismo local alertaron que el tema preocupa a vecinos de todos los barrios y fueron más allá al señalar que el miércoles próximo, la problemática será uno de los principales ejes de deliberación en la reunión de la Federación de Sociedades de Fomento.

Pero si faltaban ingredientes para dimensionar la gravedad de un flagelo cuya presencia en la ciudad es más notoria que hace un par de años, el vicepresidente de la Federación, Ricardo de la Fuente, sostuvo que en la actualidad son más de mil los inmuebles ocupados por desconocidos sin ningún documento que los habilite a hacerlo.

“Hay muchas propiedades usurpadas”, dijo el dirigente, para luego agregar un dato referente al sector que lo tiene como referente: “Por ejemplo, en el barrio La Merced hay entre ocho y diez inmuebles tomados, y hay 57 sociedades de fomento donde pasa lo mismo, así que  ahí ya superaríamos las quinientas usurpaciones. A eso se suman las casas antiguas y demás, es decir que en Junín debe haber alrededor de mil usurpaciones”.

“En La Merced hubo un caso que tuvo la intervención del fiscal general Juan Manuel Mastrorilli y uno de sus colaboradores, Martín Laius, que se ha portado muy bien con nosotros para desactivar ese problema. Antes, hacíamos la denuncia de una propiedad usurpada y la causa no avanzaba. Yo tuve muchos años un lugar usurpado en calle Fulgenzi, la gente se metía y no la podíamos sacar”, comentó.

Consultado sobre la posibilidad de darle un marco más formal y concreto a la cuestión con estadísticas propias, De la Fuente consideró que “el relevamiento lo tendría que hacer el Municipio, pero no hay voluntad”.  

Hay mucha preocupación

Mientras tanto, el presidente de la Federación de Sociedades de Fomento, Osvaldo Giapor, reveló que la de-sesperación de la gente por preservar sus dominios de la intromisión ajena ya está subida a un “in crescendo” constante.

“Recibimos la preocupación de muchos dirigentes de sociedades de fomento por usurpaciones en algunos casos y probables usurpaciones en otros. Hace pocos días, en barrio Emilio Mitre habían empezado a usurpar un terreno, la gente decía que le habían dado ese lote, según ellos, desde la Municipalidad. Yo no creí eso, además estaba el dueño del lote con los papeles que lo acreditaban como titular del espacio. Una policía calmo la situación y le sugirió a los ocupantes que el primer día hábil se presentaran en la Municipalidad ambas partes y allí dirimieran el asunto”, relató el exponente de barrio Prado Español. 

Giapor señaló que en este momento, en Junín “hay muchas casas usurpadas” y citó otros ejemplos que avalan esa afirmación: “En el barrio Bicentenario, hace un mes hubo queja de vecinos y se le pidió  a la sociedad de fomento que evitara usurpaciones, algo que para una entidad vecinal es muy difícil. Al costado de la vía en el barrio La Celeste ya hay terrenos usurpados, como así también otras fracciones de suelo que pertenecen a la Unión Ferroviaria”. 

En cuanto a la cantidad de usurpaciones mencionada por De la Fuente, Giapor aseguró no barajar esos números. “De cualquier manera, el miércoles a la noche la Federación se va a reunir con los fomentistas para tratar unos cuantos ítems, sobre todo esta inquietud por el incremento de las casas usurpadas”, adelantó.

La política de por medio

No son pocas las versiones que hacen referencia a la participación de políticos en la problemática de las usurpaciones, favoreciendo el acceso a terrenos que ya tienen su dueño. “Algunos individuos que no llegaron a usurpar porque los frenaron los vecinos decían que habían sido favorecidos por algún político, que les había dicho que se metieran que no iba a pasar nada. No sabemos si es cierto o no, pero queremos seguir avanzando sobre esa posibilidad”, señaló Giapor.   

El dirigente aclaró que “todo el mundo tiene derecho a poseer un techo, pero nosotros queremos que sean viviendas dignas y no que venga gente a levantar asentamientos”. 

Situación alarmante 

“Vivimos en Junín una situación alarmante por la falta de registración dominial. Los vecinos no pueden escriturar y eso genera muchos trastornos”, criticó el concejal kirchnerista Santiago Aguiar. Además, dijo que “esto hace que mucha gente se anime a buscar lotes libres y usurparlos”.

“Lo que nos llama la atención es que no sea tomado como algo importante. Aún luego de 12 años de gestión el estado municipal sigue ausente en la materia”, expresó Aguiar en declaraciones formuladas a un espacio radial.

“Esto hace que los vecinos entren en conflicto entre ellos por no regularizar las propiedades privadas. Nosotros queremos avanzar en la regulación porque queremos que todos estén tranquilos de que lo que es propio lo es correctamente y que allí se puede construir su casa”, sentenció el pre candidato a intendente.

Asentamientos

A un ritmo idéntico que el de las usurpaciones, el de los asentamientos es otro fenómeno que se consolida y va en aumento.

Para Osvaldo Giapor, “esto sucede porque está llegando gente de afuera, que vienen de otros lugares y se instalan en Junín porque ven la perspectiva de una ciudad en crecimiento, con más posibilidades que alguna otra para tener trabajo”.

El fomentista sostiene que a la Federación “siempre” le preocupó este asunto: “Lo estamos analizando y luego lo plantearemos a los políticos. Estamos en un año electoral y no queremos interferir en eso, así que seguiremos haciendo nuestras evaluaciones, conversando con los representantes de todos los partidos, pero la idea es tratar el tema después de las elecciones”.

Por su parte, Paolo Rizzo, de la secretaria de Acción Social de la Comuna,  advirtió hace poco más de un mes que “la cuestión habitacional es un problema para todos” y “atraviesa toda la realidad de toda la población”. Luego amplió: “En algunos casos es posible este acceso a la vivienda a través de algún crédito o facilidad, y hay otros sectores a los que se les hace mucho más difícil. Es un problema general”.

A partir de esta realidad, resulta evidente que se necesita un plan de viviendas sociales que apunte a este sector de familias vulnerables, para que puedan acceder a su propia casa.

"Hacen falta viviendas"

Rizzo consideró que “hace falta un programa de viviendas sociales”, ya que “el último que tuvimos fue el Plan Federal con el que se cubrió un alto porcentaje, pero la demanda es continua”.

En ese contexto, remarcó que el Municipio busca una solución permanente: “Primeramente tenemos que regularizar la situación en cuanto a los terrenos porque, en algunos casos, no tienen la titularidad. Pero queremos que sea algo definitivo por eso no nos queremos apresurar a tomar una decisión que después no pueda ser sostenida en el tiempo”.

Con respecto a este tema, el concejal Pablo Petrecca señaló que hay alternativas: “Yo estuve hablando con gente vinculada a la construcción y me dicen que hoy existen materiales muy económicos con los que se podrían hacer viviendas sin tener un costo tan alto, lo que permitiría intervenir al Estado de una manera más efectiva, en lugar de dar dos o tres chapas, como se hace actualmente. Pero para eso hay que hablar con los empresarios, para que aporten lo suyo, y con las familias para que pongan su esfuerzo. Es muy necesario un plan de este tipo. Si el Estado está activo y lo hace en conjunto con el sector privado y con la sociedad, es mucho más sencillo”.

Coment� la nota