La Corriente brindó en la vendimia lasherina

La Corriente brindó en la vendimia lasherina
El gobernador Francisco Pérez dio un sutil gesto a Rubén Miranda, también acompañado por Alejandro Abraham. El gran ausente fue Carlos Ciurca.

Toda vendimia es política. Así, la fiesta de Las Heras reunió principalmente a los referentes de la Corriente Peronista Mendoza, la línea interna que pugna por una cuota del poder en el justicialismo mendocino y que encabeza Carlos Ciurca. Pero hubo una ausencia significativa, y fue la del vicegobernador.

Tal como el gobernador Francisco Pérez ha dispuesto desde este año, el gabinete acudió a la cita que se dio en el santuario de El Challao. Pero este sábado había una complicación, ya que a la misma hora, pero en el sur provincial, también se realizaba la celebración vendimial de otro bastión que sustenta el peronismo, General Alvear.

Dado que así estaba planteado el cronograma, Pérez decidió dividir a su gabinete y el intendente Juan Carlos De Paolo –que pertenece al Sector Azul- estuvo acompañado por los ministros Rolando Baldasso (Infraestructura) –ex funcionario lasherino-, Marizul Ibañez (Cultura), Marcos Zandomeni (Ambiente) y Marcelo Locamuz (Deportes).

Pérez asistió a Las Heras acompañado por el resto de los funcionarios, y llegó al departameto que condue Miranda directamente de San Rafael, donde este sábado inauguró un hotel del gremio Smata y un puente.

El apoyo a Miranda, entonces, fue explícito por parte de Pérez. A su vez, el jefe comunal también estuvo flanqueado por su socio político en la Corriente Peronista.

Hablamos de Alejandro Abraham, el jefe comunal de Guaymallén y presidente del PJ, el primer adelantado en la interna peronista ya que ha dejado traslucir –en un acto en San Rafael, territorio político de los hermanos Félix- su intención de ser cabeza de serie en la lista del PJ para ocupar una banca en la Cámara de Diputados de la Nación. Cerca suyo, otro funcionario de segunda línea que también asoma para el Congreso: Germán Ejarque, presidente del Consejo Provincial de Discapacidad.

“Es una vendimia popular”, indicó Miranda entre sonrisas cuando se sentó en la platea política de la fiesta departamental. A su lado, Pérez coincidió: “Es una fiesta del pueblo”.

Pero no menos política, a la que la oposición prácticamente no acudió –salvo el demócrata Aldo Vinci, oriundo de Las Heras- y donde el PJ hizo gala de su hegemonía.

Con una ausencia particular. La de aquel cuyo nombre ha sido prácticamente el hit del verano político, aún en su falta, por la interna desatada en el peronismo.

Todavía de licencia por vacaciones, el gran ausente fue Carlos Ciurca. Sí estuvieron algunos funcionarios cercanos que lo secundan en la Legislatura y que son oriundos de Las Heras. ¿Le hace falta estar presente al vicegbernador?

En este descanso que se ha otorgado, Ciurca cosechó las críticas de varios referentes azules –principalmente, Patricia Fadel y Martín Aveiro- por realizar actos políticos en territorios dominados por el peronismo y de fomentar una interna innecesaria.

El accionar del presidente del Senado despertó opiniones contrarias en el peronismo, entre otras cosas, por fogonear el desdoblamiento de las elecciones provinciales de las nacionales. Opinión que ha encontrado incluso resistencias en aliados, como Miranda y Abraham.

En otras palabras, sin estar, Ciurca ha disparado el debate interno, impulsado la agenda política extraoficial y animado con ello el verano político.

El vicegobernador, líder de la Corriente Peronista Mendoza, se reincorporará al teatro político este lunes, a una Legislatura donde Francisco Pérez ha puesto la expectativa en varias leyes significativas para iniciar el año electoral.

Coment� la nota