En Córdoba el 95% de médicos del sector privado está precarizado

En Córdoba el 95% de médicos del sector privado está precarizado

La AFIP dictará una resolución que reglamentará la contratación de este personal. Se trata del Recurso Humano Mínimo Presunto que plantea que cada determinada cantidad de camas le corresponde un número de profesionales de la salud.

El secretario general de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP), Héctor Garín, reveló ayer que «un 90 por ciento promedio de los médicos del sector privado del país no cuenta con un empleo registrado» y anticipó que la AFIP prepara una resolución «para combatir esta situación de precariedad e inseguridad laboral» de los profesionales.

En el caso de Córdoba Garín aseguró que este índice alcanza el 95%, siendo una de las provincias donde es más grave esta problemática.

La misma situación se repite en la provincia de Santa Fé, con el mismo porcentaje de médicos del sector privado con empleo no registrado.

«En la ciudad de Buenos Aires la informalidad llega al 50 por ciento de los médicos, salvo en los hospitales Británico e Italiano donde alcanza al 80 por ciento», aclaró.

Adelantó ayer que la AFIP dictará en los próximos meses una resolución que reglamentará la contratación de personal médico en relación al número de camas de las empresas de medicina privada.

«Se va a poner un Recurso Humano Mínimo Presunto que plantee que por tantas camas por clínica debe haber una determinada cantidad de médicos, algo parecido a lo que se hace con los porteros en los edificios, donde a partir de determinada cantidad de departamentos debe haber tantos encargados», explicó. Al respecto, comentó que la AFIP distribuyó una propuesta en este sentido entre las partes interesadas para que sea analizada y puedan realizar aportes o sugerir modificaciones.

«El médico en la actualidad tiene que trabajar en relación de dependencia porque es la única forma de tener seguridad laboral, porque si sigue siendo un monotributista cuando deja de trabajar va a tener una jubilación baja», consideró.

Para el titular de la AMAP, «en realidad las empresas buscan excusas para no cumplir la ley, diciendo que los médicos no quieren que se los blanqueen, pero eso no es una cuestión de voluntad personal, porque el trabajo debe ser registrado».

«Hay una gran resistencia al cambio tanto de los médicos como de los empresarios del sector», admitió para referirse seguidamente a un estudio que realizó el gremio en el que se demuestra la conveniencia para el profesional de trabajar en relación de dependencia comparado con un monotributista.

Según Garín, «algunos colegas prefieren cobrar unos 800 pesos más por mes de un sueldo de 15.000 pesos como monotributista, pero a la larga pierden porque al no tener vacaciones pagas y aguinaldo, entre otros beneficios, terminan cobrando once sueldos contra trece si está en relación de dependencia».

«Al final del año, el médico que está en relación de dependencia termina ganando más de mil pesos que el que es monotributista, sin contar que además va a tener una mejor jubilación», indicó.

Comentá la nota