Conflicto pesquero: la posición de Provincia

Conflicto pesquero: la posición de Provincia
“En primer lugar, nosotros vamos a acatar la decisión del juez en cuanto a suspender la medida de la autorización, y después vamos a apelar la medida”, indica el director de Pesca de la Provincia, Mariano González, en referencia al conflicto que se produjo en el sur bonaerense
Tal como informó La Tecla, la historia se inició cuando dos buques de arrastre (aquellos que realizan pesca a gran escala) se instalaron en el puerto de Ingeniero White, en Bahía Blanca, con la intención de continuar sus tareas pesqueras en el área de El Rincón, que comprende a los municipios de Tres Arroyos, Coronel Dorrego, Coronel Rosales, Monte Hermoso, Villarino y la mencionada Bahía Blanca.

La novedad no era que intentaran desarrollar su actividad en el lugar -de hecho, hay 38 buques marplatenses que pueden hacerlo-, sino que se instalaran en el puerto bahiense, evitando de esa manera el gasto de traslado diario de un punto a otro, y logrando una mayor captura, en detrimento de los barcos locales.

La alerta sonó entre los pescadores artesanales de la región, quienes, además de evidenciar un perjuicio en su actividad, denunciaron que se iba a depredar la riqueza ictícola de la región. La respuesta del ministerio fue que la autorización era legal, y que se trataba sólo de dos buques, que no generarían impacto negativo en la zona.

Se decidió, entonces, copar la ruta porque “en el puerto nadie nos ve”, dijeron desde los pescadores. Estaban acompañados por los jefes comunales de los distritos involucrados, que iniciaron un proceso de negociación con el Ejecutivo.

A todo esto, Bahía Blanca estaba del lado de los buques, ya que un importante frigorífico depende del trabajo de esos gigantes del mar, y si todo sigue trabado, cientos de personas podrían quedar en la calle.

En ese proceso, la Justicia otorgó una cautelar a los pescadores, mientras definía qué hacer con el recurso de amparo que había presentado la Cámara de Pescadores Artesanales de Monte Hermoso y Pehuén Co.

Esto, lejos de generar una tregua, modificó el escenario, y trasladó la protesta al puerto de White, donde los empleados del frigorífico iniciaron una protesta para que se deje trabajar a los buques, y así -según argumentan- sostener sus fuentes de trabajo.

Con el objetvo de tener una idea de como puede continuar el conflicto, La Tecla dialogó con el titular de Pesca de la Provincia, Mariano González, quien firmó la autorización para que los busques de la polémica arribaran al sur provincial.

-¿Sigue considerando razonable la autorización?

-Sí, porque es un cambio de puertos que se da siempre, sin inconvenientes, a lo largo del año; es legal pedir cambio de puertos. En el año, en la Provincia se dan aproximadamente 50 cambios de puerto.

-¿Y en este caso por qué pidieron ellos el cambio hacia Bahía?

-Entiendo que por cuestiones internas de decisión de trabajar con algunas especies, en esta época del año. En general es por cuestiones de operatividad, y el único requisito es que la zona esté permitida para pescar, y que el puerto donde va a ir acepte la llegada de los barcos; mientras estas circunstancias estén cumplidas, no hay trabas.

-¿Cómo evalúa los argumentos en contra de este traslado?

-Bueno, las embarcaciones artesanales que operan en Monte Hermoso y Pehuen Có dicen que va a haber mayor incidencia de operaciones de barcos en la zona, pero, en realidad, son barcos que están contemplados en esta situación, porque existe un plan de manejo establecido para la zona de El Rincón, como sucede en otros puertos del país, y estas embarcaciones están contempladas dentro de ese plan que fue establecido por el INIDEP. Por eso lo autorizamos, porque esos barcos no iban a perturbar el plan de manejo establecido en la zona.

-Dicen que se podría llegar a depredar las especias de la zona.

-No hay nada científico técnico que avale esa postura. Yo respeto lo que piensan, y prefiero no emitir un juicio de opinión.

Coment� la nota