Conflicto minero: promineros levantaron el contrapiquete en la Ruta 60

A partir del diálogo entablado entre representantes de organizaciones ambientalistas y de sectores promineros, no se produjo ningún bloqueo en el cruce de las rutas Nº 40 y 60, a la altura de la localidad de Cerro Negro (Tinogasta), por lo que camiones que llevaban diversos insumos para Minera Alumbrera pudieron circular con normalidad.

Incluso los sectores enfrentados con posturas disímiles sobre la mega minería llegaron a un acuerdo: los ambientalistas no realizarán cortes de ruta mientras aguardan el desarrollo de la asamblea en “defensa del agua y el medio ambiente”, que se llevará a cabo en la jornada de mañana.

Con ese compromiso, y tras el paso de los camiones con proveeduría para Alumbrera, los promineros decidieron levantar ayer el campamento que habían situado a poco más de 150 metros de distancia de los antimineros.

Durante el jueves, viernes y la mañana de ayer se respiró un clima tenso en Cerro Negro ante la presencia de dos grupos antagónicos que finalmente no llegaron a enfrentarse.

De hecho, para evitar cualquier tipo de disputa que sobrepasen las diferencias ideológicas con hechos de violencia, al pequeño pueblo se movilizaron alrededor de 150 policías, 5 móviles de Infantería de la ciudad capital, 20 efectivos de a caballo y grupos de choque.

Personal policial actuó como intermediario para que se produzca el diálogo entre el referente ambientalista Dario Moreno (representante de los Autoconvocados por la Vida), con los promineros.

Moreno explicó que son dos los motivos de la Asamblea: “Que el inminente cierre de La Alumbrera se haga bajo estrictas normas de seguridad ambiental y que se priorice a los compañeros trabajadores de la mina”; y “frenar el inicio de actividades de Agua Rica, un emprendimiento que es el abanderado de las mega explotaciones mineras, ya que es tres veces más grande y contaminante que Alumbrera”.

En la jornada del sabado, más de 300 promineros realizaron la asamblea “Catamarqueños por el trabajo”, tras la cual se redactó un documento por el que se exige el cumplimiento de la libertad laboral y responsabilizaron a las autoridades competentes (organismos de Seguridad y la Justicia) por no impedir los cortes de ruta ilegales. “Los cortes sistemáticos de rutas no solo son perjudiciales para la industria minera, sino que también atenta contra todo el comercio de la región”, señala un párrafo del documento.

A su vez, ante la negativa de los ambientalistas a dejar de lado –como mecanismo de reclamo- los cortes de ruta, los promineros anticiparon que a partir de ahora se harán presentes en los respectivos bloqueos “con el objeto de asegurar el libre tránsito” normado en la Constitución de la Nación.

Finalmente, los asambleístas quedaron en establecer, pronto, una fecha a confirmar para movilizarse y exigir el levantamiento del corte antiminero en Tinogasta, al entender que está “perjudicando el libre tránsito del Paso San Francisco” y que conlleva una afectación directa del desarrollo estructural y comercial del departamento. Fuente: Voces Escritas.

Coment� la nota