Concluir el gran acueducto en 2019 dependerá de que la Nación no afloje

Concluir el gran acueducto en 2019 dependerá de que la Nación no afloje

Ricardo Requena, gerente de Planificación de Sameep, se refiere a la cancelación de certificados de la UTE de Supercemento y Rovella Carranza y que el ritmo de obra sea más intenso.

El gerente general de Sameep, Ricardo Requena, afirmó que ‘el objetivo es concluir el Segundo Acueducto durante 2019‘ pero precisó que el gobernador Domingo Peppo ‘nos pidió a nosotros, al Ente Nacional Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa) y a las empresas contratistas llegar con agua al sudoeste a fin de año‘.

Peppo pidió que ‘se llegue con agua a Charata y General Pinedo antes de fin de año‘ pero sostuvo que ‘es un desafío ambicioso‘ si bien la obra está en marcha pero que para ello ‘habrá que impulsar un caudal mayor desde Resistencia‘.

Por ello dijo que se está trabajando ‘en dos frentes‘, lo que implicará ‘producir más agua instrumentando todos los mecanismos de mejora en la planta actual que tenemos en el área metropolitana y desde ahí hay que impulsar con más presión‘.

A su vez señaló que la UTE a cargo de la obra quedó integrada por Supercemento y Rovella Carranza y que ‘hubo una presentación de reducción de la UTE y al respecto hay consenso‘ y apuntó luego que el vínculo técnico por la obra es con el personal de Supercemento.

EL PLAN

El funcionario de Sameep remarcó que ‘de acuerdo con el plan de trabajo la finalización de la obra está prevista para julio‘ y luego dijo que ‘la obra está en marcha y todos queremos imprimirle un ritmo mayor pero son obras demasiado grandes, demasiados complejas‘ y que, finalmente, dependerá ‘del flujo de fondos que aporte el gobierno de la Nación‘.

‘Es importante que el flujo de fondos sea continuo y seguramente tendremos que volver a discutir, en algún momento, por la disparada de precios‘, añadió haciendo alusión a los precios que aumentaron por la inflación y por el precio del dólar que cuando comenzó el segundo acueducto ‘era de $ 3,85‘.

También dijo que es clave que ‘las empresas tengan que imprimirle un ritmo superior a la obra: es una cadena en la que las diversas partes que la componen hagan que la obra tenga un ritmo mayor‘ y que ‘si se imprime un ritmo mayor sería posible llegar con agua a Charata en el verano pero cada vez se complica más la situación financiera‘.

REPARACIÓN

Sobre el Segundo Acueducto dijo que ‘las autoridades de la empresa decidieron hacer una intervención el viernes en la progresiva 4000 del Segundo Acueducto, aledaña a la avenida San Martín, que cuando sale de la planta se desvía hacia la ruta Nicolás Avellaneda en ese lugar donde toma rumbo hacia la zona de Monte Alto‘.

En ese lugar dijo que ‘se va a intervenir una cámara y válvula de desagüe que en su momento, hace dos años, tuvo un inconveniente‘ y que ‘como la empresa constructora tiene que entregar formalmente todos los tramos de obra va revisando y reparando los tramos que tuvieron algunos inconvenientes‘. Por ello dijo que ‘se decidió pedir autorización para revisar todo‘ y trabajar en el lugar con todas las previsiones para concretar ese objetivo que estaba pendiente.

LA PROVISIÓN

Requena dijo que ‘el sistema de provisión de agua para el interior de la provincia está constituido‘ y una de las partes ‘es el primer acueducto que impulsa un caudal superior a los 1200 metros cúbicos hora desde Barranqueras hasta Sáenz Peña y se deriva a Villa Ángela‘. A su vez marcó que ‘el caudal del viejo acueducto pasa por La Escondida, donde se rebombea‘ el transporte de agua potable y a ello sumó ‘los reservorios de Machagai, de Quitilipi y Villa Ángela, que son importantes y ayudan mucho‘.

Una obra del Plan Belgrano que selicitó pero nunca fue adjudicada

Se refiere al enlace de Nueva Pompeya con Fuerte Esperanza, incluyendo la toma en río Teuco con transporte de agua cruda hasta Wichí, donde hay una planta para esa localidad y Sauzal. El conducto sigue hasta Pompeya donde se debe potabilizar también para Fuerte Esperanza. En esta obra anunciada en el Plan Belgrano no fue adjudicado el tramo entre Nueva Pompeya y Fuerte Esperanza. ‘Esa obra se licitó pero no se adjudicó‘, dijo Requena.

Sobre los acueductos ya construidos dijo que se terminaron los de Bermejo-Castelli, que el gobernador Peppo estuvo en la inauguración del servicio en Las Garcitas, abastecida con el que nace en Presidencia Roca y abastece a siete localidades, entre ellas Pampa del Indio.‘También está funcionando el de Castelli a Miraflores, el de Puerto Lavalle-Villa Río Bermejito-El Espinillo; el de San Martín, lo mismo que el de Las Palmas, La Leonesa y General Vedia‘, añadió.

A eso se debe sumar la distribución domiciliaria en esas localidades y terminar con el plan director de cloacas que está financiado por el Banco Mundial para un servicio que en la actualidad tiene una cobertura cercana al 60 por ciento en el Gran Resistencia y va a permitir que el 90 por ciento pueda tener acceso al sistema.

Al respecto señaló que en Resistencia es mayor el área de cobertura del servicio y que cuando esté concluida esa gran obra se podrá proyectar las conexiones al sistema de grandes barrios ubicados en las zonas Norte y Este de la ciudad.

Coment� la nota